¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?

Cuando se rompe la vida en común de una pareja, entre las diversas cuestiones a las que deben hacer frente si tienen hijos en común es la manutención de estos, siendo este un tema que genera discordias al momento de precisar la cuantía que uno de los progenitores estará obligado a pagar por concepto de pensión de alimentos para sus hijos.

Cuando hablamos de pensión de alimentos, es importante tener presente que comprende todos los gastos necesarios para la crianza del niño o gastos ordinarios ya que los gastos extraordinarios no están incluidos en el monto a pagar. Por ello, si estás ante un proceso de separación o divorcio, es bueno que conozcas los criterios que se toman en cuenta para definir el monto a abonar por alimentos, pues de esta manera podrás hacerte un estimado sobre la cuantía de pensión de alimentos que le corresponde a tus hijos.

➡️¿Quién debe pagar la pensión de alimentos?

Sufragar los gastos de sostenimiento de los hijos es un deber de ambos padres contraído desde la procreación, y un derecho de los niños. No obstante, en el caso de la pensión de alimentos, para saber cuál de los progenitores estará obligado a pagar este importe, es necesario conocer el tipo de custodia que se ha dictaminado, bien sea custodia monoparental o compartida.

🔹Custodia monoparental

Ocurre cuando la custodia sobre los menores se asigna exclusivamente a uno de los progenitores, generalmente la madre, con quien habitualmente conviven los hijos. Con este tipo de custodia, la parte obligada a efectuar los pagos referentes a la pensión de alimentos es el otro progenitor, al cual se le denomina progenitor no custodio.  

🔹Custodia compartida

Ocurre cuando el cuidado, la educación y, en general, la convivencia habitual de los hijos menores se puede atribuir a ambos progenitores, quienes la compartirán con iguales condiciones y derechos. De esta forma, los hijos menores podrán convivir con sus progenitores en periodos alternos y ambos estarán obligados a cubrir los gastos de alimentos.

En consecuencia, la pensión de alimentos involucra dos figuras: El alimentante quien es el que debe abonar la pensión periódicamente y el alimentista que se refiere a los hijos que tienen derecho a recibirla. Así que, generalmente, es el progenitor no custodio quien debe pagar esta pensión y es el código civil el que regula la manera de reclamar esta prestación.

👉¿Qué criterios se toman en cuenta para calcular la pensión de alimentos?

El importe de la pensión de alimentos depende fundamentalmente de las siguientes circunstancias: los ingresos financieros de la persona que debe pagarla y la cantidad de hijos y sus necesidades. Debido a estos hechos, no hay un monto fijo de alimentos que aplique a todos los matrimonios con hijos que se separan.

La cantidad del importe se puede fijar por ambos progenitores de mutuo acuerdo o será el juez quien la fijará en caso de no haber acuerdo entre las partes previa intervención del Fiscal de Menores para garantizar que los hijos queden lo suficientemente amparados.

El art. 146 del Código Civil establece:“la cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe.”

No obstante, hay diversos factores que se toman en cuenta y se valoran al momento de calcular el importe de la pensión de alimentos, tales como:

Situación financiera de ambos padres

La pensión alimenticia se fija basándose en los ingresos y recursos financieros del que deba abonarla, pero también se consideran los ingresos del otro progenitor.

Tipo de custodia

El que la custodia sea monoparental o compartida es un factor determinante para calcular la cuantía de la pensión de alimentos. En custodia compartida, debe basarse en los ingresos de ambos padres, y no en el tiempo que pasen con los hijos, ya que puede haber un desequilibrio de ingresos entre las partes que puede provocar que pese a que se otorgue una custodia compartida con reparto equitativo de tiempo, se tenga que abonar una pensión de alimentos por aquel padre que dispone de más recursos económicos. 

Número de hijos

Los gastos que pueda devengar individualmente cada hijo de acuerdo a sus necesidades particulares.

Gastos que envuelve la pensión de alimentos

Se incluyen una serie de gastos que son frecuentes y necesarios para la crianza y manutención de los menores, llamados gastos ordinarios, entre ellos se encuentranlos gastos derivados de: embarazo y parto, guardería, vivienda, alimentación, vestido, educación y salud. Los gastos extraordinarios o imprevistos que puedan surgir no están incluidos en el monto de este importe. Esto no quiere decir que no sean necesarios, sino que son eventuales como es el caso de una ortodoncia o compra de gafas, y estos gastos suelen ser asumidos por ambos padres normalmente a un 50% cada uno.

La cuantía de la pensión de alimentos a establecer debe ser objetiva y equilibrada, garantizando el amparo de los menores, por ello, el juez valora todos los factores implicados en el caso y establece una cuantía que cubra las necesidades fundamentales del menor y que a su vez el obligado al pago pueda asumir. Este dictamen puede ser modificable en caso de cambiar sustancialmente las circunstancias que estaban presentes cuando se estableció la pensión.

Tablas y métodos utilizados para calcular la pensión de alimentos

Hasta hace poco, calcular la cuantía de la pensión de alimentos por parte de los progenitores antes de acudir al juzgado en algún proceso de separación o divorcio, era algo difícil ya que no existen fórmulas ni baremos obligatorios para hacerlo, los puntos de referencia que generalmente se utilizan son los ingresos de los padres, la cantidad de hijos y las necesidades de cada uno de estos.

No obstante, El Consejo General del Poder Judicial ha puesto a la disposición de los ciudadanos unas tablas orientadoras las cuales son un instrumento basado en múltiples casos sobre esta materia, elaboradas con el apoyo del Instituto Nacional de Estadística. Estas tablas orientadoras permiten que los progenitores tengan un estimado del valor de la pensión de alimentos que va a ser fijada por vía judicial y los criterios que serán considerados de acuerdo a las circunstancias del caso.

Aunque el uso de estas tablas orientadoras no es obligatorio, están siendo aplicadas por la mayoría órganos judiciales en todo el país, como marco de referencia para determinar la cantidad del importe de la pensión de alimentos.

Para el uso de esta herramienta, hay una aplicación online en la que, con unos pasos sencillos, se puede conocer el importe que correspondería a nuestro caso. Solo debes tener en cuenta lo siguiente al momento de ingresar los datos, según el Consejo General del Poder Judicial:

🔺Los hijos dependientes económicamente

Son considerados dependientes económicamente los hijos menores de 16 años edad cuando por lo menos uno de los padres es miembro del hogar. También, los que tienen desde 16 a 25 años de edad y no perciben ingresos propios por causa no imputables a estos y también uno de los padres debe ser miembro del hogar.

🔺Gastos que se excluyen para calcular la media en gastos del hogar

No están incluidos: Las hipotecas, gastos de arriendo, IBI u otros relacionados a la vivienda que ocupe la familia. Asimismo, son excluidos aquellos gastos relacionados con la educación de los hijos, como transporte, comedor o alojamiento. Por consiguiente, a la cantidad arrojada por estas tablas se les debe agregar los gastos mencionados de acuerdo a sus montos.

🔺Los ingresos

Los ingresos se determinan basándose en los salarios o ingresos netos percibidos en 12 meses, agregando los ingresos extra y cualquier otro beneficio que se obtenga, como alquileres o pensiones.

Adicional a esto, las Tablas orientadoras no contienen criterios que incluyan los casos de hijos con necesidades especiales (minusvalías, enfermedades u otras circunstancias). Así que si es el caso, este factor también cuenta para determinar el monto total de la pensión. Además, en las Tablas no se contemplan ingresos inferiores a los 700 euros. En tales casos, se adoptará la pensión mínima o de subsistencia, la cual varía jurisprudencialmente según la ciudad de residencia y las distintas localidades.

Por otro lado, El Consejo General del Poder Judicial, ha manifestado que estas tablas se actualizarán a medida que vayan surgiendo variaciones en los gastos de los hogares y en un lapso no superior a cinco años. La cantidad arrojada por esta aplicación suele ser realista, pero en todo caso se recomienda la asesoría de un buen abogado especialista que podría defender cifras superiores o inferiores.