¿Qué es un convenio regulador de divorcio?

Al efectuarse una separación o divorcio, aparte de cesar la convivencia entre la pareja también desaparecen la mayoría de los vínculos y compromisos que ambos tenían al estar casados. No obstante, esto no quiere decir que luego de la ruptura ya no hay derechos y obligaciones que cumplir, sobre todo si hay hijos en común, por lo que habrá muchos puntos que aclarar y pautas a determinar para regular las relaciones familiares que se mantendrán y otros aspectos que surgen con el proceso.

Estás cuestiones se verán reflejadas en el convenio regulador, un documento que contiene los pactos o acuerdos entre los cónyuges luego del divorcio.

Pero, ¿Qué es el convenio regulador? ¿Es obligatorio? ¿Qué contiene? ¿Requiere de aprobación judicial? ¿Es modificable? A continuación se dará a conocer todo lo que necesitas saber sobre el convenio regulador luego de un divorcio o separación.

➡️¿Qué es el convenio regulador del divorcio?

El convenio regulador es un documento elaborado en conjunto por los cónyuges, donde aparecen los pactos a los que estos han llegado y las pautas a seguir en relación a diferentes aspectos involucrados y derivados de la separación. Para fijar las medidas que aparecerán en ese documento, es necesario que ambos cónyuges lleguen a un acuerdo mutuo sobre como manejarán las cuestiones que les van a seguir afectando aunque se separen o divorcien.

Este documento es indispensable si se desea que el procedimiento de separación o divorcio se efectúe por la vía de mutuo acuerdo. Al no presentarse este documento por discordia entre las partes, el proceso ya no sería de mutuo acuerdo sino contencioso, y ente caso el Juez deberá establecer las medidas o reglas que deben seguir ambos ex cónyuges en el futuro.

Para que tenga validez, el convenio regulador, de acuerdo al Código Civil, debe ser verificado y aprobado por el Juez o Notario (divorcio express), por lo que el mismo debe mantener:

🔹Iguales derechos para ambos. Al haber desacuerdos, el Juez no aceptará un convenio en el que alguna de las partes resulte en desventaja.

🔹Interés y derechos de los menores. En caso de que el matrimonio tenga hijos en común, el Ministerio Fiscal vigilará que los acuerdos del convenio regulador beneficien y protejan los intereses del menor.

¿Es obligatorio en todos los divorcios o separaciones?

La redacción y presentación del convenio regulador será obligatoria si:

  • El divorcio es solicitado en conjunto por los cónyuges
  • El divorcio es requerido por uno de los cónyuges con el consentimiento del otro.

Por tanto, cuando se trata de un divorcio de mutuo acuerdo o consentido por ambos cónyuges es fundamental redactar juntos el convenio regulador, pues este debe acompañar obligatoriamente a la demanda de divorcio.

👉¿Qué debe contener un convenio regulador?

Según lo dispuesto en el artículo 90 del Código Civil, el convenio regulador principalmente debe contener los siguientes aspectos, según apliquen al caso:

✔El Tipo de guarda y custodia de los hijos

✔El régimen de visitas que mantendrá el padre no custodio con los hijos, incluyendo los horarios y días que se emplearán para ello.

Atribución del uso de la vivienda familiar.

✔Acordar el monto del importe de la pensión de alimentos para el sustento y crianza de los hijos.

✔Acordar una pensión compensatoria si alguna de las partes tras la ruptura matrimonial queda desprotegido y en desventaja económica.

✔Liquidación del régimen económico matrimonial, y de los bienes gananciales si es el caso.

Aunque para su redacción no sea obligatoria la intervención de un abogado, esta resulta más que recomendable al tratarse de un documento trascendental que mantendrá el orden en diferentes aspectos de la vida de ambas partes y de sus hijos luego de llevarse a cabo el divorcio.

🔺¿Requiere de aprobación judicial?

Absolutamente. Es importante dejar claro que por muchos acuerdos privados a los que lleguen la pareja, no tendrán ninguna validez legal si no son aprobados por el Juez.

Además, si el juez que lleve el caso ve en los acuerdos presentados algún aspecto que pudiera causar daño a alguna de las partes o a los menores, no dudará en denegar su aprobación. La pareja tendrá otra oportunidad para presentar una nueva propuesta que se ajuste a los requisitos legales. Si esta nueva propuesta tampoco es acorde, el Juez tomará acción y con mucho criterio determinará las medidas que considere justas.

Por otro lado, si lo propuesto por los cónyuges en el convenio regulador afecta a los hijos menores de edad o incapacitados judicialmente, el Juez informará al Ministerio Fiscal, que deberá intervenir a favor de los menores. Ahora bien, si el convenio presentado cumple los requisitos, una vez aprobado judicialmente tendrá la misma eficacia que una resolución judicial.

En la fijación de las medidas, la solución determinada por el juez casi siempre resulta insatisfactoria al menos para uno de los cónyuges, al no ver cumplido lo que esperaba. Por eso, para evitar que el juez desapruebe el convenio regulador, conviene la asistencia de un letrado durante las negociaciones. Y si la situación se vuelve tensa, se puede solicitar la ayuda de un mediador o conciliador para facilitar la comunicación y acordar los pactos del convenio regulador.

¿Se puede modificar el convenio regulador?

Sí, el convenio regulador puede ser modificado si así lo desean ambas partes, si este es el caso, el proceder a seguir es solicitar ante el juez que resolvió el caso una modificación de medidas.

Ahora bien, si solo una de las partes está interesada en modificar el convenio regulador, será el Juez quien autorice si procede o no el cambio de las medidas del convenio.

Algunas de las causa que pudieran motivar a las partes a solicitar la modificación de medidas pueden ser nuevas circunstancias personales y económicas de alguno de los cónyuges que no estaban cuando se aprobó el convenio. Esta nueva situación debe ser sustancial y comprobable.
Asimismo, los cambios que se tomen en cuenta para la modificación del convenio regulador deberán ser constantes, más no eventuales o esporádicos.

Algunas modificaciones pueden ser, por ejemplo:

  • Disminución del importe de la pensión alimenticia por motivo de empobrecimiento del obligado que le impiden pagarla o porque tenga una nueva familia.
  • Disminución o cese de la pensión compensatoria a causa de desmejora en los ingresos del pagador o por el cambio de estado civil o financiero del beneficiario.
  • Cambios en el régimen de custodia por nueva situación económica o laboral de alguno de los progenitores.

Estas medidas fijadas en el convenio regulador no son definitivas, están abiertas a modificaciones siempre que sea necesario y por razones justificadas, atendiendo a las necesidades que vayan teniendo los hijos o el cambio en las circunstancias de los padres, pero debe hacerse por la vía legal para que tenga validez.

📌Incumplimiento del convenio regulador

Respetar y cumplir con lo fijado en el convenio regulador es obligatorio para ambas partes, pues es un documento de autoridad legal. Por ello, si alguno de los ex cónyuges llega a faltar a las pautas fijadas en el convenio, el otro está en el derecho de reclamar su cumplimiento, para lo que deberá comparecer ante el juzgado y solicitar un proceso de ejecución, que presionará a la persona a cumplir con el acuerdo.

Las consecuencias derivadas del incumplimiento del convenio podrían ser:

  • Imponer multas por incumplimiento
  • La persona que incumple está cometiendo desobediencia a la autoridad, por lo que puede presentarse en su contra una acusación judicial.
  • En caso de que el obligado no esté realizando los abonos por concepto de pensión de alimentos o compensatoria, se puede exigir el pago de lo adeudado e imponer multas, embargo de bienes y salario para forzar el pago.
  • El incumplimiento en algunos casos puede derivar en una modificación del convenio, incluyendo aspectos relevantes como la custodia o incluso la patria potestad.

Ahora ya conoces las principales cuestiones relacionadas con el convenio regulador de divorcio. Queda claro que el proceso de separación o divorcio puede llegar a ser doloroso, complicado y difícil, pero algo que podría mejorar en gran escala la situación es que ambos cónyuges tengan la disposición de negociar en buenos términos.

En esos momentos tan delicados se vuelve imprescindible la ayuda de profesionales que puedan dar el asesoramiento necesario.