¿Cuánto va a durar mi divorcio?

El divorcio,  una de las formas mediante las que puede disolverse el vínculo matrimonial, es un proceso difícil para quienes lo experimentan, porque al hacerse presente afecta todos los ámbitos de la vida de la pareja que se está divorciando: personal, familiar, laboral y económica. Incluso, si se trata de un matrimonio con hijos, los puede impactar en gran manera.

Es por ello que quienes atraviesan por un periodo o proceso de divorcio desean que culmine a la brevedad posible, con el propósito de cerrar ese ciclo tormentoso y tratar de comenzar una nueva vida. En vista de ello, cuando decidimos iniciar los pasos para el divorcio, una de las principales preguntas que nos viene a la mente es ¿cuánto tiempo dura un divorcio?

📌¿Cuánto puede durar un divorcio?

No es sencillo determinar el tiempo que tardará en llevarse a cabo un divorcio, ya que este procedimiento está condicionado a diferentes factores que influyen en la duración del mismo, tales como: Qué tipo de divorcio es, el juzgado donde se tramitará, si tenemos hijos o cuáles son los bienes en común. Sin embargo, podemos tener un aproximado de lo que tardarán los trámites si analizamos dichos factores.

A continuación, te explicaremos los aspectos más importantes a tomar en cuenta para que calcules el tiempo que  tomará el proceso de tu divorcio y te daremos algunas sugerencias que te ayudarán a tomar decisiones acertadas para agilizar las gestiones y que el mismo transcurra razonablemente rápido.

📌¿Qué tipo de divorcio es?

🔹Divorcio de mutuo acuerdo

Este es uno de los factores más determinantes que condicionarán el tiempo que tomará gestionar tu divorcio, Cuando se trata de un divorcio express o divorcio de mutuo acuerdo, este se resuelve más rápidamente, los requisitos básicos para realizar dicho divorcio es que exista un mutuo acuerdo entre los cónyuges y que los dos deseen romper el vínculo,  que lo soliciten al Juzgado a través de un escrito denominado “demanda de divorcio” y que hubiesen transcurrido al menos 3 meses contados desde la celebración del matrimonio.  

Además, es crucial que junto con la demanda de divorcio se presenta la propuesta del convenio regulador.

Aunque sabemos que no es fácil llegar a un acuerdo cuando se atraviesa por un proceso de divorcio, te sugerimos que trates de buscar un punto de entendimiento con tu ex pareja para que ambos redacten los puntos que se plasmarán en la propuesta de convenio regulador, considerando que al estar de acuerdo el procedimiento es mucho más rápido y económico.

Otra ventaja es que en los divorcios de mutuo acuerdo solo un pequeño porcentaje decide tomar en cuenta a los menores, esto para evitar que les produzca algun trauma o trastorno.

Luego de finalizados los trámites el Juez procederá a dictar sentencia, si los requisitos legales señalados fuesen cumplidos, y deberá conceder el divorcio, este procedimiento tomará un tiempo aproximado de tres meses o menos,  dependiendo también del juzgado donde se tramitará. 

🔹Divorcio Contencioso

Si no logras llegar  a un acuerdo y  hay cuestiones en las que es imposible que lleguen a un pacto, entonces el divorcio será contencioso. Esta modalidad de divorcio no es tan recomentable como el divorcio express, esto debido a que suele ser más complicado y la duración, gastos y trámites se duplican. La razón por la que suele ser así, es debido a que ambas partes están en contra y buscan defender sus declaraciones.

Además, en los divorcios contenciosos suele haber enfrentamientos entre los involucrados, lo cual es conveniente evitar a toda costa. Puede tardar entre seis meses a un año o incluso más.

¿Cuánto dura el proceso ante el Juzgado?

No podemos elegir donde divorciarnos. La demanda es presentada en el lugar del domicilio familiar. En caso de que ambos estén separados, será llevada a cabo en el domicilio del demandado.

Si hay hijos, el lugar lo marca su residencia. Por lo tanto, la duración del proceso de divorcio dependerá muchísimo del partido judicial en el que se tramitará el divorcio.

»La ley que regula cómo se tramita el divorcio es común en toda España, pero el contenido del divorcio depende de normativas autonómicas»

En el tiempo que tarda un divorcio influye en gran medida el Juzgado donde se presenta la demanda, y es un aspecto en el que no podemos intervenir para agilizar el procedimiento, ya que unos municipios tienen tiempos de espera mucho mayores que otros, según el volumen de demandas que gestionan, entre otras cosas.

Los especialistas en estos casos indican que la celeridad radica en la cantidad de jueces que haya, y también la sensibilidad de éstos, los cuales intentan acelerar el desarrollo lo más que pueden al tener hijos implicados. De no haber hijos, no hay necesidad de acelerar mucho las cosas. Otro factor puede ser la cantidad de juzgados que se dediquen a dicho tema exclusivamente.

👉¿Y si hay hijos de por medio en el divorcio?

Cuando hay hijos en común, el proceso es más largo y complejo, ya que hay más aspectos que considerar y sobre los cuales decidir. En el caso de que los hijos sean menores de edad, se requiere la intervención del Ministerio Fiscal, sea o no un procedimiento de mutuo acuerdo, el cual emitirá un informe que puede tardar semanas, y es un requisito indispensable.

El Juez recabará este informe del Ministerio Fiscal y si hablamos de un divorcio contencioso, citará y escuchará a los hijos, si estos tienen suficiente juicio y, en todo caso, si son mayores de 12 años, trámite que se ejecutará en privado, respetando el derecho a la intimidad del niño y la confidencialidad.

De igual forma, por encima de todos los aspectos implicados en el proceso está el llamado ‘interés del menor‘’, un criterio que va por encima de los intereses de los cónyuges.  De manera que si el juez encuentra que las condiciones pactadas en el Convenio Regulador no están garantizando la protección de los menores, las desestimará, lo que implicaría reformularlas y esto retrasaría el proceso.

Así que definitivamente, mientras más pronto la pareja involucrada logre llegar a acuerdos, más fácil y rápido será concluir con los trámites del divorcio.  Por otro lado, los divorcios en los que no hay hijos en común, son más breves porque no requieren realizar estas gestiones.

De nuevo, lo esencial es negociar con tu ex pareja de forma responsable para acordar las condiciones del Convenio Regulador, siempre poniendo en primer lugar el bienestar de tus hijos, ya que actuando así ahorrarán tiempo, dinero y desgaste emocional.

➡️¿Cómo se dividen los bienes que hay en común en el divorcio?

La Normativa Civil establece que la sentencia firme de divorcio produce la disolución del régimen económico matrimonial, el cual es la forma de tramitar las relaciones patrimoniales y jurídicas nacidas en el matrimonio, leyes que regulan la forma en que los cónyuges organizan sus patrimonios. Estas leyes pueden ser adaptadas a cada caso particularmente.

Si los cónyuges no otorgan capitulaciones matrimoniales, será aplicado el régimen supletorio del territorio en el que se casen. Los regímenes matrimoniales más comunes en España son el régimen de gananciales y el régimen de separación de bienes.

El régimen de gananciales es el supletorio en los territorios de derecho común, aunque en algunas comunidades autónomas es aplicado de forma automática el régimen de separación de bienes. Es importante que conozcas cuál es el régimen que rige tu matrimonio, el cual quedó plasmado en las capitulaciones firmadas al inicio del matrimonio. Veamos en qué consiste cada uno.

Sociedad de gananciales

En este tipo de régimen las ganancias obtenidas durante el matrimonio son aportadas en un fondo colectivo. Por lo tanto, la liquidación de este régimen sugiere una serie de procesos necesarios para determinar la existencia de los bienes gananciales, su distribución igualitaria, reintegros y deducciones a cada quien de sus bienes privativos.

La liquidación dará inicio por medio de un inventario donde se expondran de forma general los bienes incluídos en el activo y las deudas que conforman el pasico. Luego de inventarirar detalladamente, serán canceladas las deudas pendientes en sociedad. El restante será dividido y adjudicado por partes iguales.

Separación de bienes

Por medio de el régimen de separación de bienes gananciales los cónyuges individualmente administrarán y gestionarán sus bienes propios. A pesar de que deberán aportar al sostenimiento de las cargas del matrimonio, no habrán bienes comunes.

Algo que debes saber es que el trámite que implica disolver la sociedad económica del matrimonio no necesariamente tiene que realizarse en el momento de presentar la demanda de divorcio, puede hacerse más adelante, aunque es mejor hacerlo en el momento de redactar el convenio regulador para el divorcio, porque aunque retrase un poco el proceso, te evita seguir vinculado económicamente a tu ex pareja, lo cual puede causar inconvenientes e incomodidades innecesarias. Además, tendrías que realizar otro procedimiento posterior al del divorcio, cuando en realidad lo que quieres es que todo termine.

Una vez disuelto el régimen económico habrá que proceder a su liquidación, es decir a repartir a cada cónyuge lo que le corresponde de ese patrimonio común.

Ahora que ya conoces los aspectos implicados en el proceso de divorcio y algunas cuestiones  respecto de las cuales es necesario establecer un marco de actuación para agilizar los trámites, la recomendación final es que si has tomado la decisión de divorciarte, busques asesoramiento de un buen abogado de divorcio, quien es la persona más indicada para encaminarte y  orientarte en este difícil trayecto, además de velar por tus intereses y los de tus hijos.

Recuerda que hay que enfrentarse a esta situación con madurez y entender que por encima de los sentimientos de uno, está la necesidad de mantener un clima de entendimiento para el beneficio de los hijos en común y para tener un poco de tranquilidad en medio del conflicto, ya que una implicación emocional excesiva impide la correcta y objetiva evaluación del caso.