¿Cómo conseguir la custodia monoparental?

Según los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) del año 2018, en España la custodia monoparental fue otorgada a la madre (custodia materna) en un 61,6% de los casos y al padre (custodia paterna) en un 4,2%

Un motivo por el cual las parejas se preocupan en medio de los trámites de un divorcio es la custodia de los hijos. Se aprecian 4 tipos de custodia de los hijos amparados en el Derecho de Familia:

Custodia monoparental, esta se presenta cuando se atribuye a uno de los progenitores.

Custodia compartida, la custodia del hijo o hijos se atribuye a ambos progenitores, este es el tipo más ideal de custodia para acordar entre los padres ya que permite negociar entre ellos de manera sana y buscando el bienestar de los menores.

Custodia distributiva, en caso de tener más de un hijo, o que los progenitores se encuentren muy retirados entre sí geográficamente, se reparte la custodia de los hijos entre sus padres.

Custodia desempeñada por terceros, en este caso es cuando, debido a una serie de circunstancias, la custodia se ve atribuida a una tercera persona que pueden ser los abuelos o parientes, o de ser el caso, una institución condicionada para ello.

Estos distintos tipos de custodias pueden ser acordadas entre la pareja en proceso de divorcio o decididas por un Juez, tomando en cuenta que toda decisión pertinente a los hijos debe ser tomada siempre buscando el bien mayor para estos. En el siguiente artículo conocerás todo lo relacionado a una de las custodias más comunes dictadas en la sentencia de divorcio, y es la custodia mono-parental o exclusiva.

📌La custodia monoparental, ¿En qué consiste?

El término custodia es el conjunto de decisiones de naturaleza ordinarias que afectan a la convivencia con los hijos de forma diaria, esto significa que, la custodia se refiere a la convivencia, atención y asistencia constante de los hijos y en caso de custodia mono-parental, dichos cuidados quedan en manos de uno de sus padres.

De manera tradicional, la custodia de los hijos menores de edad se suele atribuir generalmente a la madre, esta se convierte en el progenitor con quien quedarán los hijos. El régimen mono-parental suele ser el más solicitado por las parejas que se someten a un proceso de divorcio, aunque, actualmente está en aumento la cantidad de casos en los que se es establecido el régimen de custodia compartida debido a que este resulta ser más beneficiosa para el bien de los hijos.

No obstante a lo anterior, sigue siendo una decisión más común entregar la custodia mono-parental a uno de los progenitores, el que tenga mejor contacto y relación personal con los hijos, este se convierte en el progenitor custodio de los menores.

Ahora bien. el progenitor que se decida no custodio de los hijos tendrá los siguientes derechos sobre el menor:

🔹Derecho de visita: El progenitor no custodio podrá prestar visitas a los hijos, normalmente se le atribuyen dos tardes a la semana, siempre respetando las actividades y horarios de los hijos, sin pasar la noche, o dependiendo del anterior acuerdo de los padres.

🔹Derecho de comunicación: El asignado no custodio podrá mantener una comunicación con los hijos sin alguna limitación, de igual manera respetando las actividades que estos tengan.

🔹Derecho de estancia: Podrá quedarse con sus hijos varios días y pasar la noche con ellos, esto se asigna normalmente a algunos fines de semana alternos y  la mitad de las vacaciones escolares de los hijos.

🔹Derecho a estar informado: Asimismo, el progenitor custodio tiene derecho a saber acerca de los sucesos relevantes acerca de sus hijos y este deberá ser informado por de dichas cuestiones, aquellas que se consideren más relevantes en relación a los hijos.

En cuanto a la cuestión de atribución de a la vivienda familiar, esta y su uso corresponderán al progenitor custodio, salvo a que exista un previo acuerdo de los progenitores y este haya sido aprobado por el Juez.

Custodia monoparental de mutuo acuerdo

➡️¿Mi cónyuge y yo podemos acordar una custodia monoparental?

Si, la custodia mono-parental puede ser previamente acordada por ambos cónyuges, de hecho se considera que lo más prudente es llegar a un pacto en beneficio de los hijos. De ser así se daría inicio un proceso de divorcio de mutuo acuerdo, siendo este más breve y positivo para la unidad familiar, factor importante para el bien de los hijos.
El acuerdo se realiza atribuyendo la custodia mono-parental a un progenitor y estableciendo un régimen de visitas y una pensión de alimentos para el cuidado de los menores.

Luego de haber llegado finalmente a un acuerdo, un abogado en materia de Familia será el encargado de redactar un convenio regulador entre ambos cónyuges donde, además de otros factores, se hará constar:

El nombre de progenitor custodio a quien se le será atribuida la custodia mono-parental de los hijos en cuestión.

Los derechos y deberes del progenitor no custodio, esto comprende asuntos desde, el régimen y días de visitas asignados hasta la pensión de alimentos que se crea adecuada para el bien del menor.

Este convenio deberá ser aceptado de manera clara por ambos y aprobado por el Ministerio Fiscal, que tendrá el derecho de intervenir siempre en lo necesario para conseguir beneficio del menor. La decisión final será dictada por el Juez teniendo en cuenta el interés superior del menor.

Custodia monoparental contenciosa

➡️¿Qué debo hacer si quiero la custodia monoparental y no consigo llegar a un acuerdo con mi cónyuge?

En el caso de no conseguir llegar un acuerdo entre los cónyuges, se deberá iniciar un proceso judicial entre ambos a fin de lograr que alguno consiga la custodia mono-parental. Este tipo de procesos son llamados procedimiento de divorcio contencioso, donde cada uno de los cónyuges defiende una postura propia contra el otro para logar obtener la custodia mono-parental exclusiva de los hijos.

En este caso supuesto, cada cónyuge necesitará de un abogado que sea especialista en divorcios para ayudar a defender su caso. En la demanda competente de divorcio contencioso se debe solicitar la custodia mono-parental de los hijos y  una parte importante de este proceso es fundamentar dicha petición.

El veredicto absoluto corresponde al Juez, quien valorando una serie de datos y alegaciones, decidirá lo que mejor se adecue al interés superior del menor, para esto el Juez deberá realizar una serie de pasos antes de tomar dicha decisión final sobre la custodia de los hijos:

  • Solicitar un informe del Ministerio Fiscal
  • Analizar si dicho informa tiene suficiente juicio.
  • Valorar las alegaciones y pruebas de ambos cónyuges.
  • Tomar en cuenta las relaciones de los padres entre sí y con los hijos.

¿Qué motivos pueden llevar al juez a decidirse por una custodia monoparental?

En la sentencia judicial, el Juez siempre considerará por enzima de todo lo que considere como más beneficiosos para el menor, incluso si no coincide con el criterio de los padres. Dicho esto, para conseguir una custodia monoparental, se puede decir que se priorizará el progenitor que sea capaz de brindarle afecto y bienestar al menor en todos los aspectos.

Esta decisión puede ser consecuencia de que el menor exprese su propio deseo o voluntad de ser custodiado en exclusiva por uno de los dos padres. Este supuesto es válido siempre que el menor posea madurez suficiente o sea mayor de 12 años.

Si hablamos de motivos por los que el juez pudiese rechazar la custodia compartida, como mejor opción para el menor, puede ser que uno de los padres posea una condena o se encuentre en un proceso penal relacionado con el ámbito familiar (por ejemplo un presunto delito de violencia doméstica).

En conclusión, ten en cuenta que iniciar un proceso de separación o divorcio con hijos de por medio es una acción que se debe tomar con mucha responsabilidad, por lo tanto, si deseas encargarte de tu hijo y conseguir una custodia exclusiva, procura pensar primero en su bienestar y lo mucho que le podría afectar tal decisión.