4 pasos para divorciarse en España

Si tu matrimonio y la convivencia con tu cónyuge ya no están funcionando y estás contemplando la idea de disolver ese vínculo por medio de un divorcio, seguramente en tu mente surgen preguntas sobre cómo proceder para solicitar el divorcio,  porque generalmente no se está familiarizado con los pasos a seguir para hacerlo.

Sabemos que no es sencillo atravesar por un proceso de divorcio, ya que afecta en gran medida a quienes lo experimentan, especialmente a los hijos. Por eso, en este artículo te explicamos cuáles son los pasos y recaudos para divorciarse y en qué consiste el procedimiento, para que al conocer estos aspectos, se te haga más sencillo y entendible gestionar tu divorcio y puedas salir más rápido de ese duro y complicado trayecto.

📌¿Cuáles son los pasos a seguir para divorciarse?

Si ya estás completamente decido a divorciarte, te indicaremos cuatro pasos esenciales que debes seguir para gestionar tu divorcio:

1-Definir como se tramitará el divorcio

Antes de iniciar los trámites para obtener el divorcio primero debes tener claro según las circunstancias que rodean tu relación matrimonial, si se trata de un divorcio de mutuo acuerdo o de tipo contencioso. Veamos en qué consiste cada uno.

🔹Divorcio de mutuo acuerdo

En este tipo de divorcio, ambos cónyuges están conformes en poner fin al vínculo matrimonial y además han alcanzado acuerdos con respecto a diversos puntos derivados del divorcio, como por ejemplo: guarda y custodia de los hijos, cómo va a ser el régimen de visitas, cuál es la pensión a pagar, quien seguirá disfrutando de la vivienda de la familia, etc.

El divorcio de mutuo acuerdo es el procedimiento  más sencillo, rápido, económico y por ende el más recomendable. Además, es el procedimiento de menor coste moral para los involucrados y conllevará a una mejor relación futura entre las partes y entre éstas y sus hijos.

🔹Divorcio contencioso

Este es el tipo de divorcio que se produce cuando los cónyuges no logran ponerse de acuerdo en las decisiones y medidas que se deben tomar para regular las relaciones familiares y la distribución de los bienes tras el divorcio, esta conflictividad hace que el procedimiento sea más largo, complejo, de mayor coste económico y emocional para la pareja y los hijos.

Esta vía de divorcio es menos recomendable que la del divorcio de mutuo acuerdo, porque representa una duplicidad de trámites, gastos y duración del proceso al haber dos partes confrontadas tratando de conseguir las condiciones que consideran más convenientes y en consecuencia debiendo presentar evidencias que prueben sus argumentos.

2-Buscar la asesoría de los profesionales apropiados

Al tener definido si el procedimiento de tu divorcio será de mutuo acuerdo o de tipo contencioso, lo siguiente que debes hacer es acudir a la asesoría y orientación de un buen abogado especializado. A continuación, te detallaremos qué tipo de profesionales requerirás que te asistan conforme al tipo de divorcio que enfrentes.

🔺Profesionales que se requieren en un divorcio de mutuo acuerdo

Para efectuar el divorcio por mutuo acuerdo, hay dos formas de hacerlo: por vía judicial y ante el notario, este último se puede llevar a cabo solo si no existen hijos menores de edad no emancipados, o con capacidad modificada judicialmente que necesiten económicamente de sus padres.

En tal sentido, si los cónyuges van a realizar el procedimiento por vía judicial, al ser de mutuo acuerdo ambos pueden estar representados por el mismo abogado y  el mismo procurador, lo cual representa un ahorro en los gastos, aunque si lo desean cada uno puede recurrir a su propio abogado.

Si el divorcio se va a efectuar ante el Notario, aunque el proceso es más sencillo los cónyuges deberán estar representados al menos por un abogado y no se requiere la intervención de un procurador.

🔺Profesionales que se necesitan para un divorcio de tipo contencioso

Para efectuar este tipo de divorcio la única vía que existe es la judicial y para gestionarlo los cónyuges van a requerir de la asesoría de un abogado para cada uno y también de la representación de un procurador para cada uno, lo cual implica un doble gasto.

Otro profesional que pudiera intervenir, a voluntad de los cónyuges,  en ambos procedimientos de divorcio es un mediador familiar, el cual es un profesional especializado y con experiencia en mediación familiar y resolución de conflictos. El mediador puede ayudar a la pareja  a  lograr acuerdos en los diferentes aspectos derivados de la ruptura y si hay hijos en común, a establecer las medidas que regirán las relaciones entre ambos progenitores con sus hijos.

3-Requisitos y Procedimiento para gestionar el divorcio

Tras la reforma del Código Civil y de la ley de enjuiciamiento civil, operada por la Ley 15/2005, el procedimiento de divorcio se ha simplificado puesto que ya no es necesario una previa separación ni alegar causa alguna para solicitar el divorcio.

En tal sentido, el proceso de divorcio puede ser iniciado por la solicitud de un cónyuge o ambos, bastarán los siguientes requisitos y situaciones que ahora señala el código civil en los artículos 81 y 86 para efectuarse, y esos son:

  • Que hayan pasado tres meses desde la celebración de la unión matrimonial, si el divorcio se interpone a demanda de ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro.
  • Tres meses transcurridos a partir del matrimonio si el divorcio solicita por uno solo de los cónyuges.
  • No es necesario plazo o transcurso de tiempo para solicitar el divorcio cuando se pruebe la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante, sus hijos o cualquiera de los miembros dentro del matrimonio

En cuanto al procedimiento a seguir, dependerá del tipo de divorcio que enfrentes, ya que hay algunas diferencias en los trámites para gestionar un divorcio de mutuo acuerdo y un divorcio contencioso.

➡️Procedimiento para tramitar el divorcio de mutuo acuerdo

Cuando existe acuerdos entre las partes sobre los términos del divorcio, el abogado que asiste a los cónyuges redactará dos documentos: la demanda de divorcio, en donde se expone que ambos cónyuges están de acuerdo en disolver el matrimonio, y el convenio regulador, en donde se determinan las putas que regirán el divorcio en base a lo pactado por ambos. El convenio regulador es un requisito imprescindible para este tipo de divorcio. Para presentar estos documentos, existen dos formas:

De forma judicial: La demanda de divorcio y el convenio regulador son presentados por el procurador ante el juzgado correspondiente. Si hay hijos menores, será precisa la intervención del Ministerio Fiscal para verificar que el convenio regulador propuesto no contiene pactos que van en contra de la ley o que pudieran perjudicar a los menores.

Al estar los documentos en orden, los cónyuges deben ratificar el convenio y el juez procederá a dictar sentencia, aprobando las medidas contenidas en el convenio regulador y el divorcio.

De forma Extrajudicial: Se puede acudir a la Notaría para gestionar el divorcio  si los cónyuges no tienen hijos menores de edad. Allí, el abogado presentará ante el notario la demanda de divorcio acompañada del convenio regulador.

En este caso el Notario deberá verificar la legalidad de caso y denegará el divorcio únicamente en el caso de que el convenio regulador afecte negativamente los intereses de uno de los ex cónyuges o de los hijos mayores de edad. Una vez revisados y verificados los documentos, el notario aprobará el divorcio y se incorporará a una escritura de divorcio.

➡️Procedimiento para tramitar el divorcio contencioso

La demanda de divorcio será presentada por uno de los cónyuges, el cual debe estar asistido por un abogado y representado por un procurador, en este caso no se presenta convenio regulador porque no hay acuerdo entre las partes, más bien será planteado el proceso modificación de medidas o efectos del divorcio que plantee el cónyuge demandante.   

En la propuesta del cónyuge demandante deben ir plasmadas las pautas que regularán la vida familiar tras el divorcio, como la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas a establecer, las pensiones que apliquen, el uso de la vivienda familiar, la liquidación del régimen económico y otros aspectos que se consideren necesarios.   

Esta demanda se le hará llegar al otro cónyuge, el cual deberá contestarla en un plazo de 20 días. Dicho cónyuge requerirá del asesoramiento de un abogado y procurador para contestar a la demanda,  solicitando las medidas que le interesen para el divorcio.         

Una vez contestada la demanda, ambos cónyuges serán citados a un juicio oral en donde las partes presentarán las pruebas que acrediten las peticiones que contiene la demanda. Las medidas propuestas y las pruebas presentadas serán evaluadas por el Juez y el Fiscal, si hay hijos menores. Celebrado el juicio, el Juez pasará a dictar la sentencia de divorcio y a determinar las medidas que van a regir el mismo.

No debe olvidarse que, si las partes logran llegar a un acuerdo en medio del procedimiento de divorcio contencioso, podrán convertir éste de inmediato en un divorcio de mutuo acuerdo, para lo cual será imprescindible que elaboren y firmen en conjunto un convenio regulador y lo presenten ante el juez que está resolviendo el caso. Definitivamente, mientras más pronto la pareja involucrada logre llegar a acuerdos, más fácil y rápido será concluir con los trámites del divorcio.                  

4-Reunir la Documentación necesaria para tramitar el divorcio

Los documentos que se deben aportar dependerán del tipo de procedimiento de divorcio que se va a tramitar, pero generalmente son los siguientes:

  • Certificado de matrimonio: Es un documento gratuito que es concedido por el Registro Civil en el lugar donde se llevó a cabo el matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos (de haberlos). Igualmente puede ser solicitado gratuitamente en el Registro Civil.
  • Poder General: Es una escritura pública donde se conceden derechos al Procurador y abogado para ejercer pocisiones en el Juzgado y representación de los miembro del matrimonio.
  • Escrituras o documentos de propiedad, de bienes muebles e inmuebles.
  • Si se solicitan medidas de carácter patrimonial, el cónyuge que las solicite deberá aportar los documentos que permitan evaluar la situación económica. Si no cuenta con ellos deberá solicitar los mismos a través del Juzgado, por ejemplo: Certificados bancarios (cuentas corrientes, planes de pensiones, préstamos personales, hipotecas y demás operaciones bancarias).
  • Algunos Juzgados exigen el certificado de empadronamiento o residencia acreditativa del domicilio de los cónyuges.

También, cuando se trata de un dvorcio de mutuo acuerdo, es necesario presentar la propuesta de convenio regulador, firmado por ambas partes.

En concreto, estos son los pasos esenciales para tramitar un divorcio y ahora que los conoces podrás entender mejor el proceso y tomar las decisiones acertadas para agilizar las gestiones,  por eso si vas a iniciar el proceso de divorcio busca la asesoría de un abogado especialista en derecho de familia para que te oriente y ayude a tramitarlo, velando por tus intereses y sobre todo los de tus hijos.