La patria potestad y el divorcio

En un matrimonio con hijos, las obligaciones de cubrir sus necesidades y aspectos implicados en la crianza de estos, son acordados por ambos progenitores en el seno del hogar, resolviendo las diferencias en conjunto.

Sin embargo, cuando se produce una crisis en la pareja que conlleva al divorcio o separación, cambia drásticamente el entorno familiar y la convivencia a la que estaban acostumbrados, especialmente los hijos, por lo que la ley en función de garantizar el bienestar de los menores, regula la relación que estos mantendrán con sus padres, estableciendo medidas con respecto a la guardia y custodia, régimen de visitas, pensión de alimentos y la patria potestad.

En consecuencia, en este artículo te explicaremos en qué consiste la patria potestad, cuáles son sus características, como se relaciona la patria potestad con el bienestar del menor, cómo se atribuye la patria potestad en caso de separación o divorcio y otros aspectos de interés relacionados con este tema, que te pueden ayudar a encontrar una manera de proteger a tus hijos, para que su adecuado crecimiento y desarrollo no se vea afectado tras la ruptura.

📌¿En qué consiste la patria potestad?

La patria potestad es una facultad conferida a los padres que comprende una serie de deberes y derechos que poseen los padres sobre sus hijos menores o no emancipados.

Esta reúne las obligaciones que tienen los padres y que deben cumplir para garantizar el bienestar de los hijos, debe ser entendida como una función destinada a satisfacer las necesidades de los hijos, para su protección y formación, teniendo como preocupación esencial el interés del menor

El artículo 154 del Código Civil establece los aspectos fundamentales de la patria potestad y los deberes y las facultades que supone para los progenitores:

“La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental. Esta función comprende los siguientes deberes y facultades:

Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

Representarlos y administrar sus bienes.

Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad.”

➡️Las obligaciones procedentes de la patria potestad son irrenunciables y totalmente presentes luego del divorcio. La representación y administración de los bienes del menor también están bajo su tutela.

➡️No debe confundirse la patria potestad con la guarda y custodia, la cual se refiere a la convivencia habitual de los hijos menores con sus padres y que puede atribuirse a ambos padres o a uno de ellos.

El hecho de que se le otorgue la guardia y custodia de los hijos a solo uno de los padres no quiere decir que el otro pierde la patria potestad sobre estos, la seguirá ejerciendo pero de otro modo.

El progenitor no custodio seguirá ejerciendo su patria potestad relacionándose con sus hijos, podrá vigilar su educación moral y recabar información del otro progenitor sobre la salud física y emocional del niño, la marcha de sus estudios y estar al corriente de su vida en general. Además, tiene derecho a participar en las decisiones importantes que se deban tomar con respecto a sus hijos.

En caso de desacuerdos, el juez determinará cuáles obligaciones y derechos se ejercerán conjuntamente y cuáles individualmente por uno de los progenitores.

👉¿Cómo se atribuye la patria potestad en caso de separación o divorcio?

En un proceso de separación o divorcio, la patria potestad sobre los hijos menores generalmente es atribuida a ambos progenitores y es obligatoria para cada uno de los padres, a excepción de que por causa imputable la ley les prive de ella. La separación o el divorcio no exime a los padres de ejercer la patria potestad.

✔Los progenitores no pueden disponer de la patria potestad por su propia voluntad y conveniencia, pues sus facultades están reguladas por la ley.

✔El ejercicio de la patria potestad arropa a los dos padres, quienes pueden desempeñarla en conjunto o autorizar al otro para que la ejerza, de acuerdo al artículo 156 del Código Civil.

✔En caso de desacuerdos entre los progenitores relacionados a la patria potestad del menor, el juez podrá atribuirla en su totalidad o de forma parcial a uno de los padres, y repartir las funciones de cada uno.

La patria potestad será ejercida únicamente por uno de los padres en caso de que por alguna circunstancia le resulte imposible al otro progenitor.

🔺¿Qué obligaciones comprende el ejercicio de la patria potestad?

Entre las obligaciones relacionadas al ejercicio de la patria potestad en cuanto a los progenitores se encuentran:

  • La responsabilidad de cuidar a sus hijos y brindarles protección, alimentación, educación y asistencia médica.
  • Propiciar un entorno apropiado para su formación y desarrollo integral.
  • Representarlos ante las instituciones legales y administrar sus bienes.
  • Obligación de proporcionar una indemnización a las personas que resultasen afectadas por alguna acción de su hijo cuando se halle bajo su patria potestad.

La patria potestad será ejercida pensando en el bienestar de los menores, a favor de sus necesidades y respetando sus derechos e integridad física y mental.

➡️¿Cómo se relacionan la patria potestad y el interés superior del menor?

A la legislación le corresponde proteger los intereses de los menores, aún en contra de los intereses de sus progenitores, por ello ha establecido un conjunto de normas que determinan las facultades y límites de la patria potestad y la posibilidad de que los padres tomen la decisión de continuar con el ejercicio compartido de la autoridad parental luego de la separación o del divorcio.

Asimismo, para garantizar la protección de los derechos de los menores, la legislación señala que estos tienen derecho a ser escuchados, si son mayores de 12 años, sobre cualquier decisión que afecte de forma directa su vida y entorno familiar  y social.

Por su parte, los padres están obligados a garantizar el bienestar del menor. Es su deber brindarles toda la atención que requieren para su desarrollo personal y proporcionarles  alimentación, cuidados, cariño,  protección y formación integral.

Por consiguiente, los progenitores siempre tendrán responsabilidades con los menores o mayores incapacitados. El ejercicio de estas obligaciones les puede ser exigido través de un juzgado en caso de incumplimiento.

📌¿Pueden ser privados los padres de la patria potestad?

Existen algunas situaciones que pueden ocasionar la pérdida de la patria potestad, para que esto ocurra se requiere una causa lo suficientemente grave como para adoptar esta medida en un procedimiento judicial, como lo señala el artículo 92.3 del Código Civil:

“En la sentencia se acordará la privación de la patria potestad cuando en el proceso se revele causa para ello”.

Entre las causas posibles que pueden generar la privación o suspensión de la patria potestad se pueden mencionar:

  • Maltrato físico y verbal
  • Alcoholismo, drogadicción o problemas mentales
  • Ausencia en la relación de padre-hijo
  • Incumplimientos con los deberes de manutención o problemas legales

Sin embargo, la privación o suspensión de la patria potestad no es una decisión perpetua, puede ser modificada si la causa que la motivó cambiara, por lo tanto esta decisión está abierta a una futura revisión del caso para determinar si continúa la privación o de lo contrario si es posible para el progenitor recuperar la patria potestad del menor.

Por otro lado, lapatria potestad se extingue cuando se produce alguno de los siguientes supuestos:

  • Por el fallecimiento de los padres o del hijo.
  • Por la emancipación.
  • Por la adopción del hijo.
  • Por sentencia judicial.

A modo de conclusión, la separación o el divorcio no afectan los deberes y derechos que tienen los padres de cuidar y proteger a sus hijos, alimentarlos, educarlos y fomentar un entorno adecuado para que estos logren un sano desarrollo y formación, el interés del menor debe estar por encima de cualquier otro interés personal de los padres.

Por ello, se deben evitar situaciones que incomoden a los hijos, por lo que las diferencias es mejor tratarlas con discreción y en beneficio de estos. En todo caso, nuestra legislación protege y garantiza los derechos del menor, así como las facultades y limitaciones inherentes a la patria potestad y el cumplimiento de estas.