Pensión compensatoria: cálculo, modificación y extinción

Un error muy frecuente de las personas a la hora de hablar de pensiones y compensaciones es el confundir la pensión de alimentos y la pensión compensatoria. Sin embargo, estas tienen varios factores diferentes, como sus prestaciones al momento de establecerse, ya que se tendrán en cuenta distintos aspectos para ambas.

A continuación te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la pensión compensatoria, ¿Qué es? ¿Cómo calcularla o modificarla? ¿Qué proceso se sigue para extinguirla? y ¿Cuál es su compatibilidad con la pensión de viudedad?

📌¿Qué es la Pensión compensatoria?

La mayoría de los divorcios tienden a incidir de manera negativa en la economía de ambos cónyuges involucrados y resulta casi imposible equilibrar la situación de cada cónyuge durante el periodo de convivencia, por ello, se debe de tener claro que la pensión compensatoria no pretende alcanzar una igualdad entre los patrimonios de ambos tras la ruptura, sino que lo que se pretende es compensar el desequilibrio que la separación puede ocasionar y que soporta una de las partes.

El cónyuge al que el proceso de separación produzca un desequilibrio económico mayor tomando en cuenta los ingresos del otro, es decir, que signifique un empeoramiento en comparación a su pocisión anterior en el matrimonio, podrá obtener una pensión compensatoria que puede reflejarse en una prestación única, una pensión temporal o por tiempo indefinido. Su proceso se decidirá tomando en cuenta lo determinado en el convenio regulador o en la sentencia.

La pensión compensatoria espera evadir las consecuencias económicas que pueda producir el proceso de divorcio recaigan específicamente hacia alguno de los cónyuges. Para lograrlo se toman en cuenta algunos factores, como los sucesos durante la vida matrimonial de ambos, y básicamente, todo lo que concierna a la dedicación a la familia, al igual que la colaboración mutua en las ocupaciones del otro.

➡️Diferencias entre Pensión de alimentos y Pensión compensatoria

En un proceso de divorcio, la pensión de alimentos es aquella prestación que los progenitores deben proveer a los hijos, esta debe ser usada para cubrir sus necesidades básicas como residencia, asistencia médica y formación.

En cambio, en la pensión compensatoria el cónyuge tiene el derecho de recibir una prestación económica, y este será la persona que sufra un desequilibrio económico debido a la separación, lo suficientemente grave, conforme a la situación económica durante la unión matrimonial.

🔺¿Cómo se presenta la Pensión compensatoria?

El primer requisito que se debe suscitar para tener derecho a una pensión compensatoria es la inestabilidad económica que debe sufrir uno de los cónyuges en relación a el estado financiero del otro. Dicha inestabilidad deberá ser notable y perjudicial, y se tomará en cuenta la situación en la que se encontraba anteriormente al momento del matrimonio.

Sin embargo, no existe derecho a la pensión compensatoria cuando la separación causa un desequilibrio en ambos cónyuges por partes iguales, o en el caso que ambos cónyuges posean bienes e ingresos propios después de la separación, es decir, que mantengan su economía de forma parecida a la que tenían durante el matrimonio.

En pocas palabras, para que surga la pensión compensatoria dicha inestabilidad económica solo puede padecerla uno de los dos cónyuges. Esta pensión deberá ser solicitada específicamente por el afectado que considere que el proceso de divorcio le  está ocasionando dicho cambio económico. 

Esto quiere decir que la pensión compensatorio no puede ser establecido por el Juez correspondiente. Este es un factor muy importante porque la oportunidad de pedir la pensión compensatoria será presentada y efectuada al mismo momento de la petición de divorcio, ya que no es posible pedirla una vez se ha concretado el proceso de la separación. La razón de ello radica en que la separación es lo que ocasiona el desequilibrio, no otros factores externos.

¿Qué criterios son tomados en cuenta para determinar si existe un desequilibrio económico?

Está claro que la existencia de inestabilidad financiera en uno de los cónyuges es un requisito indispensable para tener derecho a la pensión compensatoria. La existencia o no del mismo se determinará al momento de la ruptura de la convivencia., pero, ¿Qué aspectos se consideran para confirmar si se está frente a un desequilibrio económico?

A falta de la existencia de un de acuerdo entre los cónyuges, el Juez en sentencia, tomará una decisión considerando lo siguiente:

  • La edad y el estado de salud de ambos cónyuges.
  • La cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo que posea los individuos.
  • La dedicación que presenten hacia la familia, pasada y futura.
  • La colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro cónyuge.
  • La duración que haya tenido el matrimonio y la convivencia conyugal.
  • Si es el caso, la pérdida eventual de un derecho de pensión.
  • El caudal, ingreso y los medios económicos de uno y otro cónyuge, al igual que sus necesidades.
  • Cualquier otra circunstancia relevante.

Todos estos criterios son orientativos y el juez estudiará otros aspectos, como la actitud que tomen los cónyuges con respecto a la separación, el estatus social y económico que tuviesen durante el matrimonio y el que tenían por separado antes del matrimonio, etc.

Asimismo, se debe entender que las circunstancias nombradas anteriormente no son tan significativas a la hora de afirmar o negar la existencia un desequilibrio económico para alguno de los cónyuges, que como al momento de fijar la cantidad de la prestación compensatoria.

En la resolución judicial o en el convenio regulador de divorcio, anteriormente formalizado ante el Secretario judicial o el Notario, serán fijados los periodos, la forma de pago, las bases para poder actualizar la pensión, su duración general y el momento de cese de la misma, al igual que sus garantías para que esta sea completamente efectiva.

🔹¿Cómo se calcula la pensión compensatoria?

Puesto que en cada divorcio separación las situaciones son diferentes, es complicado determinar un monto específico para que el cónyuge afectado tenga derecho a el. Efectivamente la cuantía de la pensión compensatoria se fija por acuerdo entre cónyuges, y de no haberlo, se plasma en la sentencia judicial.

No obstante, determinar un baremo es una labor complicado pues existen muchas y muy diferentes circunstancias para valorar el importe de la prestación, al igual que son muy diversos los criterios seguidos por Juzgados y Tribunales.

Si hay un anterior convenio entre los cónyuges estos podrán llegar a un acuerdo y establecer lo más beneficioso en cuanto a la cuantía, es decir, esta puede ser fijada de mutuo acuerdo en el convenio regulador.

A falta de un acuerdo entre los cónyuges, la cantidad de la pensión compensatoria será fijada por el Juez en sentencia. En este caso, el Juez determinará la cuantía considerando las circunstancias anteriormente expuestas, al igual que algunas otra que crea convenientes para el caso.

El importe de la pensión puede consistir en una cantidad concreta y determinada, o en un porcentaje sobre los ingresos del cónyuge obligado a satisfacer dicha pensión. Es importante recordar que, la pensión debe ser solicitada específicamente por el cónyuge que sufra la inestabilidad económica al final del proceso de divorcio.

Respecto al cálculo, la cantidad que se vaya a establecer sobre la pensión compensatoria depende de varios factores como de la edad del cónyuge que la recibirá y su capacidad de generar ingresos por si mismo y, especialmente, el nivel económico que tuvo la pareja durante el matrimonio, en lo cual existe una influencia directa en todo lo que aportó la otra parte.

Normalmente quien recibe esta pensión es la mujer, que ha dedicado muchos años de su vida al cuidado y mantenimiento del hogar e incluso ha renunciando a su vida laboral en función del los deberes y cuidados de su familia.

¿La Pensión compensatoria puede ser modificada?

La pensión compensatoria se puede modificar por mutuo acuerdo entre cónyuges, unicamente si esta fue fijada voluntariamente en primer lugar en el convenio regulador, sin embargo, si la pensión compensatoria fue establecida en sentencia judicial, será necesario considerar los cambios sustanciales en el patrimonio que justifiquen esta modificación.

De acuerdo con esto, la pensión compensatoria fijada bajo una sentencia judicial podrá modificarse únicamente cuando se produzcan cambios sustanciales en la posición económica del cónyuge que recibe la pensión.

En consecuencia, si a la hora de su establecimiento, el cónyuge que recibe la pensión tenía el mismo sueldo, el importe no se aumentaría ya que no existe ningún cambio a su situación económica.

Sin embargo, en el caso de que la determinación y cuantía de la pensión hayan sido fijadas voluntariamente bajo el acuerdo de los cónyuges en un convenio regulador, será posible aumentar su importe bajo un acuerdo, aún cuando el sueldo del receptor sea el mismo que este recibía cuando dicha pensión fue establecida.

➡️Pensión compensatoria de pago único

Tanto la pensión fijada judicialmente, como la acordada por los cónyuges en el convenio regulador, podrán ser sustituidas por un pago único, es decir, ambos cónyuges podrán establecer un importe que consista en pago único, y no en la entrega de una cantidad de dinero de manera periódica, normalmente abonada cada mes, así se asegura la totalidad del pago de la pensión.

De igual forma, el cónyuge que pague la pensión puede capitalizar la prestación en un único pago, concediendo parte o la totalidad de su copropiedad sobre los inmuebles que poseían juntos, usualmente el hogar familiar o negocios conjuntos, al ex cónyuge el cual vaya a ser el receptor de la pensión.

🔹¿La Pensión compensatoria es temporal o vitalicia?

La pensión compensatoria podrá ser temporal o por tiempo indefinido, esto es gracias a que la fijación temporal de la pensión no es un imperativo legal.

El tiempo que deba pagarse la pensión compensatoria puede ser acordado por los cónyuges en convenio regulador y, en caso de no existir un acuerdo previo, se determinará por el Juez siguiente los aspectos nombrados anteriormente.

Lo más habitual es limitar la recepción de dicha prestación a un periodo de tiempo predeterminado, en el que se toma en cuenta que la inestabilidad causada por el proceso del divorcio habrá desaparecido. Su duración incluso puede ser limitada a la realización de un hecho específico, como en el caso de que la extinción de la pensión se produzca cuando el beneficiario sea jubilado.

En el caso de tratarse de personas jóvenes, con un amplio acceso al mercado laboral, cabe la posibilidad de establecer pensiones compensatorias con límite de tiempo, para dar a entender que se espera corregir tal desequilibro, pero sin llegar al caso de tener una pensión compensatoria vitalicia.

Además de esto, la pensión fijada judicialmente por un Juez, así como la pactada por acuerdo entre los cónyuges, puede sustituirse por la constitución de una renta vitalicia o el usufructo de determinados bienes.

Ultimadamente, la pensión sin limite de tiempo acordada previamente por los cónyuges en el convenio regulador del divorcio no podrá ser limitada judicialmente en ninguna manera.

📌¿Cuándo se extingue la pensión compensatoria?

El derecho a recibir la pensión compensatoria puede extinguirse si se presentan los siguientes casos:

Si la causa que motivaba dicha compensación cesara.
El cónyuge receptor de la pensión contrae matrimonio nuevamente, o en caso similar, si el perceptor de la pensión comenzara a vivir con otra persona.

Es importante señalar que la pensión compensatoria no se extingue por fallecimiento del obligado a pagarla. No obstante, los herederos de éste podrán solicitar una reducción o incluso una supresión de dicha pensión al Juez, esto en el caso de que el caudal hereditario no fuese suficiente para satisfacer las necesidades de la deuda o esta afectara sus derechos en la legítima herencia.

🔺¿Qué ocurre con la pensión de viudedad si se fijó una pensión compensatoria?

En el caso supuesto de estipularse una prestaciónde modalidad periódica, si se presenta el fallecimiento del obligado al pago, el beneficiario tendrá el derecho a una pensión de viudedad en consecuencia de la pérdida del ingreso económico que percibía del fallecido.

Ahora bien, en caso de que se acuerde un pago único, el beneficiario de la pensión no tendrá derecho a recibir pensión de viudedad, pues las obligaciones tenía el cónyuge a pagar se extinguieron al realizarse el pago único antes del fallecimiento.