Régimen de visitas de los abuelos

Cuando hablamos de la guarda y custodia de los hijos luego de un divorcio o separación, el régimen de visitas es una cuestión bastante importante que afecta no solo a los padres, si no a la familia de ellos, en especial, los abuelos. Cuando se establecen las normas para visitar a los menores, los padres tienen el poder de negar u oponerse a las visitas de los abuelos. ¿Qué hacer al respecto?

En el siguiente artículo te explicaremos por qué sucede esta situación, cómo evitarla y qué puedes hacer en caso de que te encuentres en medio de ella. Para comenzar, descubramos de qué se trata el régimen de visitas.

📌¿Qué es el régimen de visitas de los hijos?

Es un derecho-deber cuyo propósito es cubrir las necesidades afectivas e integrales de los hijos menores brindándoles un entorno equilibrado, cuyo cumplimiento va por encima de los deseos de los padres, abuelos y demás parientes. El régimen de visitas se establece de acuerdo a las circunstancias específicas del caso, por medio de periodos de tiempo y lugares en los que el progenitor no custodio y sus familiares podrán convivir con el menor.

La duración y locación del régimen de visitas pueden ser establecidos por los cónyuges o padres del menor mediante mutuo acuerdo, o en caso de que no exista acuerdo, todas las medidas respectivas al régimen de visitas y contacto entre padre, hijo y abuelos será determinada por el Juez.

En algunos supuestos, el Juez tiene derecho a limitar o incluso suspender el régimen de visitas basándose en circunstancias severas o casos en donde el régimen se incumple, esto incluye tanto a los progenitores como a los familiares de los mismos. Dicha limitación se refleja en horarios de visita más restringidos, impidiendo que el hijo pernocte con el progenitor no custodio, o el establecimiento de cautelas en el desarrollo de la visita.

Debemos destacar que dicho régimen puede ser modificado, limitado y suspendido en caso de que amenace la seguridad o integridad del menor, a pesar de que este se contenga en una sentencia judicial o convenio regulador, y para establecerlo o modificarlo se requiere la intervención de un abogado.

Ahora que conoces en qué consiste el régimen de visitas en términos generales, informémonos sobre los derechos que tienen los abuelos sobre las visitas de sus nietos y de qué manera los pueden ejercer.

“No se puede prohibir a un hijo sin causa justa relacionarse con sus abuelos y familia extensa»

Artículo 160 del Código Civil

➡️¿Qué derechos tienen los abuelos para ver a sus nietos?

Cuando hablamos del régimen de visitas, la Ley española ampara claramente en el artículo 160 del Código Civil que no se puede prohibir a los abuelos que exista una relación afectiva entre ellos y sus nietos. Por ello, los abuelos pueden disfrutar de sus nietos mayormente en fines de semana, vacaciones escolares y festividades.
El régimen suele progresar a medida de que los nietos crecen en edad.

Los jueces dejan en claro que los abuelos forman un papel importante en el desarrollo y estabilidad emocional de los nietos, por lo que su compañía es muy favorable. La compañía de los abuelos es muy provechosa y además es un derecho legítimo que poseen los mismos.

A pesar de todo esto, siguen siendo frecuentes los casos en que los abuelos no pueden visitar a sus nietos debido a falta de acuerdo entre los padres del menor, lo cual es en verdad injusto. Pero, en estos casos, en el artículo 160.2 del Código Civil se muestra claramente una defensa ante los derechos de abuelos y parientes en relación a los nietos:

»No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del menor con sus hermanos, abuelos y otros parientes y allegados»

Artículo 160.2 del Código Civil

Esto quiere decir que si el padre o madre de tu nieto se opone a que los visites o disfrutes de su compañía por desacuerdos entre ellos, debes iniciar un proceso judicial y solicitar la modificación del régimen de visitas, recuerda que no te pueden impedir el derecho a visitarlos o relacionarte con ellos.

🔹En caso de que los progenitores estén divorciados

En el caso de que los padres del menor se hayan divorciado, puedes igualmente visitar y comunicarte con tus nietos, puesto que a pesar de que quizás la ruptura y procedimiento de divorcio entregue primacía a la relación entre padre e hijo, los abuelos de igual forma deben tener sus derechos establecidos y luchar por ellos.

👉¿Cómo pueden ejercer los abuelos el derecho a visitar sus nietos?

La forma en que los derechos de los abuelos pueden ejercerse sobre sus nietos puede ser de dos formas:

🔹Si los padres del menor no están divorciados, se deberá presentar una demanda que solicite el derecho de visitas, contacto y estancia con los nietos
🔹Si los progenitores están divorciados, el régimen de visitas se deberá incorporar en el convenio regulador

En caso de que los padres estén divorciados como ya se dijo, el convenio regulador deberá contener según el artículo 90.1 del Código Civil lo siguiente:

»(…)El régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos»

En dicho convenio se establecerán los periodos en los que los abuelos podrán visitar a sus nietos, los días y lugares tomando en tiempo las actividades ordinarias y circunstancias por las que el niño esté rodeado. En caso de que dicho régimen no sea concretado en el momento del divorcio, este régimen podrá solicitarse en cualquier momento. En toda esta situación el interés superior del menor será el eje esencial.

Para el supuesto de procedimientos contenciosos, los abuelos están legitimados para presentar un papel importante ante el Juzgado que establecerá dicho régimen, actuando conforme al art. 160 del Código civil que estipula la relación del menor con sus abuelos no puede ser suprimida sin causa justa.

Criterios a tomar en cuenta por el Juez para conceder el régimen de visitas a los abuelos

Los jueces ponderan diferentes circunstancias y toman en cuenta ciertos criterios a la hora de ceder el régimen de visitas a los abuelos, y estos son:

✔La edad del niño, mientras más grande sea el régimen se flexibiliza, ya que no es lo mismo un régimen de visitas de un bebé a uno de un adolescente.

✔La relación afectiva y personal entre los nietos y sus abuelos

✔La situación de los padres, si se encuentran en divorcio o no, ya que de estarlo el Juez considerará en su decisión el régimen de visitas del progenitor no custodio

Según se examinen los pormenores del caso, se podrán tomar distintas decisiones judiciales, entre estas:

  • Se establecerá el régimen de visitas que beneficiará a los abuelos
  • Se declinará la solicitud del régimen de visitas entre los abuelos y nietos de existir circunstancias que así lo determinen, siempre primando el interés del menor.

Uno de los motivos más frecuentes por los que se puede denegar el régimen de visitas puede ser que los abuelos representen una mala influencia o amenaza para el menor o progenitor

Régimen de visitas de los nietos con los abuelos

Haz conocido de qué va el régimen de visitas en general, pero para ser más específicos, te mostramos las características distintivas de un régimen de visitas dodne se toma en cuenta a los abuelos:

🔺El juez determinará el régimen de visitas y el contacto entre nieto y abuelo basándose en lo más favorable para el desarrollo emocional, personal y psicológico del menor.

🔺El tiempo y lugar donde se llevará a cabo el régimen podría ser:

  • Fines de semana
  • Dos días en las vacaciones escolares, navidad, semana santa o verano
  • Compartirán algunas horas pero sin pernocta

🔺Esto en caso de un régimen estándar. Sin embargo un régimen de visitas más flexible incluye más días y horas en el año.

Sea cual sea el caso, cada régimen de visitas se personaliza dependiendo de las circunstancias de cada caso.

📌¿Pueden los abuelos obtener la custodia de los nietos?

La custodia de los nietos puede obtenerse en caso de que:

➡️Ambos padres hayan perdido por algún motivo la patria potestad de sus hijos
➡️Ambos padres hayan perecido
➡️Sus progenitores estén incapacitados y no puedan ejercer sus responsabilidades con respecto al menor