El régimen de visitas en un divorcio con hijos

Es sabido que los divorcios acarrean consigo decisiones realmente difíciles de tomar, y son aun más complicadas cuando hay hijos comunes de por medio. En los divorcios con hijos, lo más importante a tomar en cuenta es el tipo de custodia que se dictará una vez terminado el proceso de divorcio. De esta decisión dependerán muchas limitaciones y reglas que podrían establecerse, como el régimen de visitas en un divorcio con hijos.

En caso de separación o divorcio, así como en el caso de parejas de hecho que deciden deshacer su relación , la custodia de los hijos puede quedar de alguna de las siguientes formas:

🔹Custodia compartida

Los dos progenitores tienen la custodia de los hijos en iguales proporciones, por ende tienen las mismas responsabilidades para con estos y los mismos derechos para tomar cualquier determinación sobre el cuidado de los hijos de ambos. Además, la convivencia de cada uno de los padres con sus hijos en este tipo de custodia se efectúa por periodos alternados, que son pautados por convenio entre los padres o determinados en la sentencia judicial.

🔹Custodia monoparental o exclusiva

Consiste en designar a uno solo de los progenitores la guarda y custodia sobre los hijos, habitualmente la persona a quién suele asignarse este tipo de custodia es la madre aunque también hay casos donde se atribuye al padre. Ante la asignación de este tipo de custodia, el progenitor no custodio deberá seguir manteniendo una relación de convivencia con sus hijos, siguiendo las reglas que se establezcan en el régimen de visitas, donde se fijan los horarios y días que compartirán.

Criterio actual de los tribunales respecto a la custodia de los hijos

En los últimos años, la tendencia de los Tribunales de asignar custodias monoparentales ha ido desapareciendo, pues se han valorado aspectos importantes para el beneficio del menor como el hecho de que en custodia monoparental los hijos comparten menos tiempo con el otro progenitor, por ello las determinaciones sobre la custodia se han inclinado a favor de un régimen de custodia compartida, estimando que este tipo de custodia es más ventajoso para el desarrollo integral del niño, a excepción de algunos casos cuyas circunstancias no aconsejen aplicarla.

📌¿Qué es un régimen de visitas?

El régimen de visitas es una serie de normas que regulan el derecho y la obligación de los padres de convivir con sus hijos luego de deshacerse el vínculo matrimonial. Este régimen viene a promover el derecho que tiene el padre a quien no le es asignada la custodia de sus hijos de pasar tiempo con estos, porque además de ser un derecho, es una obligación natural de todo progenitor el cuidar y proteger a sus hijos.

El objetivo principal de este régimen es favorecer los intereses de los menores y que estos continúen teniendo contacto con sus dos padres después de la ruptura conyugal, en beneficio de su estabilidad emocional. Para fijar el régimen de visitas a adoptar, se evalúan diferentes factores presentes en el caso en concreto y la edad de los hijos.

El régimen de visitas se basa en:

Visita

Las visitas del padre no custodio a sus hijos significan que estos conviven por un breve espacio de tiempo, que puede abarcar un par de horas. Por lo general, se emplean una o dos tardes a la semana para efectuar las visitas, o como sea que lo indique lo ya pautado.

Estancia

Implica que el padre no custodio conviva con sus hijos durante uno o varios días completos, incluyendo las noches.

En palabras del Tribunal Supremo, el régimen de visitas es un derecho-deber para el progenitor no custodio, esto quiere decir que además de ser un derecho el convivir con los hijos, es una obligación del progenitor no custodio, el cual como todo padre tiene el deber de brindarles las atenciones y cuidados que estos necesitan, como lo son alimentos, cariño y educación.

➡️¿Qué finalidad cumple un régimen de visitas?

El principal propósito de un régimen de visitas establecido es propiciar que se conserven los lazos afectivos que existían entre los hijos y sus padres antes de que concluyera la convivencia matrimonial, así como la interacción de los hijos con los familiares del progenitor no custodio. El mantenimiento de estas relaciones contribuye a cubrir las necesidades emocionales, sociales y educativas de los hijos.

En resumen, su finalidad no es otra que fomentar la estabilidad de las relaciones entre los padres y sus hijos, manteniendo latente la interacción afectiva, para evitar que les afecte la situación de divorcio o separación negativa y gravemente.

👉¿Quién es el encargado de determinar un régimen de visitas?

El régimen de visitas puede ser determinado de dos maneras:

🔹De mutuo acuerdo

Los propios padres pueden convenir de acuerdo a sus circunstancias los periodos de visitas y las estancias que mantendrá el padre no custodio con sus hijos. El acuerdo de los padres es la forma más recomendada y deseable para establecer el régimen de visitas, porque son los más indicados para fijarlo al conocer sus propias circunstancias, procurando el bienestar y la comodidad del menor.

Por eso, será importante incluir en el convenio regulador los términos acordados por ambos progenitores sobre esto. Dicho documento establecerá la duración y el lugar de las visitas.

🔹Por el Juez en la sentencia de divorcio

Al no lograrse un mutuo acuerdo por parte de los padres del menor, tendrá que determinar el juez que lleve el caso el tiempo, forma y lugar de las visitas a efectuar, así como la comunicación y estancia y todo lo relacionado al régimen de visitas que ejercerá el progenitor no custodio.

Circunstancias a tomar en cuenta para determinar un régimen de visitas

Se tendrán que tomar en cuenta las siguientes circunstancias:

✔La situación de cada uno de los padres, en el área personal, familiar y laboral al igual que sus ingresos financieros.

✔La edad de los hijos, ya que el periodo de visitas y estancias debe irse incrementando a medida que el niño va creciendo, para que el progenitor no custodio pueda involucrarse mejor en el desarrollo evolutivo de su hijo.

Ya en la adolescencia, el régimen de visitas debe ser más flexible para que el adolescente pueda participar en sus actividades sociales (interacción con amigos, actividades deportivas, extraescolares y demás…).

✔La distancia o las condiciones del viaje para las visitas y estancia con los hijos, ya que es evidente que cuando el progenitor no custodio vive a una gran distancia , bien sea otro país o incluso en otra ciudad, es más complicado fijar un régimen de visitas.

Por regla general, cuando los padres viven en espacios geográficos distantes entre sí, se tiene como consecuencia que las visitas semanales y las estancias de fines de semana sean más breves. Sin embargo, este hecho puede ser compensando alargando los tiempos de permanencia con el progenitor no custodio durante los periodos de vacaciones de los hijos.

En vista de estos factores, lo ideal es que el régimen de visitas se realice de mutuo acuerdo entre los padres, analizando sus circunstancias, posibilidades y siempre teniendo como prioridad el bienestar e interés del menor.

No obstante, las diferentes circunstancias de cada caso serán las que determinen el régimen de visitas.

¿Quién está en el deber de trasladar a los hijos a uno y otro domicilio?

De nuevo, lo más recomendable para definir este punto es acordarlo mutuamente, en tanto lo convenido no viole el interés del menor. De no haber un acuerdo establecido, se podrán dar las siguientes circunstancias:

🔺 Para efectuar la visita, el progenitor no custodio buscará al menor en el lugar donde reside con el progenitor custodio, y una vez concluido el lapso de la visita, el progenitor custodio lo llevará de vuelta a su vivienda. Este proceder es el más aplicado.

🔺Otra opción que se puede tomar es asignar la obligación de recogida y retorno a uno de los progenitores, implicando un aporte económico por los gastos derivados del transporte.

Estas dos soluciones se establecen sin perjuicio de situaciones especiales que impliquen recorridos o viajes largos (Otros estados, países, etc.)

⚠️¿Es posible restringir el derecho de visitas del progenitor no custodio?

Sí, es posible que el Juez coloque limitaciones o suspenda el régimen de visitas cuando se presenten ciertas circunstancias que así lo ameriten o si el padre no custodio no cumple con las obligaciones contraídas en la sentencia de separación o divorcio.

Si el progenitor que no posee la custodia ha estado fallando en el cumplimiento del régimen de visitas, el custodio debe presentar una demanda de ejecución de sentencia (o de convenio), para que por vía judicial le sea reclamado el cumplimiento. Si a pesar de ello no cumple, entraría en desacato a la ley.

Asimismo, cuando el incumplimiento se produce de forma constante, el Juez puede reducir (restringir los horarios y la pernocta con los hijos) o suspender el régimen de visitas, cambiando los horarios anteriores a un horario más restringido, incluso prohibiendo que el hijo pase la noche en la vivienda de dicho progenitor.

📌¿Tienen los demás familiares derechos de visitas?

El Juez puede en audiencia pública celebrada con los progenitores y los abuelos del menor,establecer El régimen de visitas de los abuelos, con el consentimiento de ambos padres, así como el derecho de comunicación y visita de demás familiares, teniendo presente el interés del menor.

Ninguno de los padres puede oponerse sin justa causa a que se mantengan las relaciones e interacción del menor con sus demás familiares (Abuelos, hermanos o parientes y allegados). Si alguno de los progenitores llegara a impedir el contacto o las visitas de los demás familiares con sus hijos, el juez resolverá el asunto atendiendo a las circunstancias presentes.