Régimen económico matrimonial: clases y cómo cambiarlo

Cuando una pareja decide contraer matrimonio y compartir sus vidas en unión, esto implica que los cónyuges también tienen que decidir cómo compartirán entre ambos sus bienes patrimoniales propios y los que se formen en el matrimonio, es decir, las medidas económicas que regirán en el matrimonio.

A estas medidas se les conoce como régimen económico matrimonial y pueden ser acordadas por la pareja antes o durante el matrimonio. Es muy importante conocer el tipo de régimen económico en el que se encuentra el matrimonio, porque si por alguna razón llegará a producirse una separación o divorcio, el régimen económico matrimonial afectará a ambas partes y la forma en como manejen sus ingresos.

Debido a esto, surgen dudas como:¿Qué es el régimen económico matrimonial?,¿Cuáles son los regímenes económicos matrimoniales que existen actualmente en España?,¿Puedo acordar el régimen económico matrimonial que más nos convenga a mi pareja y a mí?

Te respondemos estas preguntas y otras más a continuación para ayudarte a tener presente todos los factores que influyen en el tema.

📌¿Qué es el régimen económico matrimonial?

Se refiere al grupo de normas que regulan y delimitan los ingresos económicos de una pareja, tomando en cuenta para ello los deberes y responsabilidades de los cónyuges en el ámbito personal, labores domésticas y la relación con terceros.

El régimen económico otorga a los esposos control y libertad para gestionar los ingresos económicos y permite adaptarlo a su conveniencia y necesidades. Para ello deberán otorgar capitulaciones matrimoniales, que es el documento en el que se establece el régimen económico matrimonial.

Cuando una pareja decide contraer matrimonio, dicha unión genera varios efectos, que intervienen en el área personal y patrimonial:

🔹Efectos personales

Los efectos personales derivados del matrimonio están compuestos por una serie de derechos y obligaciones que adquieren ambos cónyuges y que aplican de manera igualitaria.

Entre los deberes de cada cónyuge se pueden mencionar el de mostrar respeto, actuar siempre en interés de la familia, ayudarse mutuamente, guardar fidelidad, la convivencia y el socorro mutuo, así como el deber de colaborar con las responsabilidades domésticas del hogar y el cuidado de todas aquellas personas que estén a su cargo.

🔹Efectos patrimoniales

Los efectos que produce el matrimonio en el ámbito patrimonial se refiere a que ahora que existe una unión, la pareja debe organizar la forma en que se administrarán en lo adelante los bienes propios de cada uno y los comunes que se generen en el matrimonio, es decir, el régimen económico que regirá las relaciones económicas de los cónyuges entre sí y ante terceros.

➡️¿Cuáles son los regímenes económicos matrimoniales que existen actualmente en España?

Ciertamente existen tres principales regímenes económicos matrimoniales que pueden ser establecidos en un matrimonio en España, los cuales son:

🔺Sociedad de gananciales

La sociedad de gananciales señala que los bienes del matrimonio son de tipo ganancial, es decir, que se hacen comunes para los cónyuges los ingresos y beneficios financieros percibidos independientemente de cual de los dos los genere.

No obstante, en este régimen económico no existen solo los bienes gananciales sino también conviven algunos bienes privativos o que pertenecen a un solo cónyuge dentro del matrimonio. Esta es una de las principales características de este régimen como también lo es que para disponer de los bienes gananciales es necesario que el otro cónyuge esté de acuerdo.

Este es el régimen más habitual en los matrimonios, pero no siempre el más adecuado. En ocasiones, la separación de bienes puede funcionar mejor para el matrimonio, sin embargo, si los cónyuges no expresan lo contrario a través de capitulaciones matrimoniales se aplicará por defecto el régimen económico matrimonial de gananciales.

➡️¿Qué bienes se consideran gananciales?

Los ingresos financieros obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los dos cónyuges.

Las rentas o intereses generados por bienes de tipo privativo o por bienes comunes.

Las empresas y establecimientos fundados por cualquiera de los cónyuges sin contar con los bienes comunes.

Los bienes que se consigan a título oneroso, es decir, que ha habido que pagar por ellos, bien para uno o para los dos cónyuges.

✔ Los bienes que se consigan por medio de una donación o herencia por ambos cónyuges.

➡️¿Qué bienes son privativos dentro del régimen económico de gananciales?

Los bienes privativos son los que, aun siendo un matrimonio basado en el régimen de gananciales, son propiedad de uno solo de los cónyuges, y solo éste podrá decidir sobre ellos y en caso de disolución matrimonial no se dividen. Algunos de los principales bienes privativos son:

Los bienes que cada uno tuviera antes del matrimonio, o los que obtenga después de forma gratuita por herencia o donación de manera individual.

Ropas y objetos personales, que no sean de gran valor monetario.

La indemnización recibida por daños y perjuicios que se le otorgue a uno de los cónyuges.

Las herramientas necesarias para ejercer una profesión o actividad laboral, salvo excepciones específicas.

✔Los bienes obtenidos para sustituir otro bien de tipo privativo.

Tras una separación o un divorcio, el régimen matrimonial quedará disueltolos bienes que sean de índole ganancial se asignarán en partes iguales a los cónyuges.

🔺Separación de bienes

La separación de bienes es el régimen económico matrimonial más escogido en España, porque su principal característica es que permite que los patrimonios de cada uno de los cónyuges fluyan aisladamente. Al ser así, cada cónyuge utiliza y administra a su voluntad sus bienes económicos, sin importar si los adquirió antes o durante la unión matrimonial y en consecuencia un cónyuge no participa en las ganancias del otro.

Esta diferenciación patrimonial no impide que puedan existir algunos bienes comunes, que son aquellos adquiridos conjuntamente a lo largo del matrimonio. Así, en el caso de un divorcio solo tendrían que liquidarse estos bienes comunes y los bienes cuya titularidad no se pueda comprobar.

Una ventaja de la separación de bienes es que al mantener distanciamiento entre los bienes de cada cónyuge, se evita el riesgo y las responsabilidades que pudieran generar las gestiones mal efectuadas por parte del otro cónyuge.

Sin embargo, aunque los patrimonios se mantengan separados, una de las obligaciones de las cuales ambos esposos no pueden prescindir es la de contribuir con las cargas matrimoniales y las responsabilidades o deudas que llagaran a surgir de la potestad doméstica.

Otro aspecto inherente a la separación de bienes es que al no existir una sociedad común, las decisiones económicas que valla a tomar un cónyuge con respecto a sus bienes las puede adoptar sin el acuerdo del otro.

Además, en el caso de un divorcio, con el régimen de separación de bienes no se produce una liquidación del régimen, puesto que no existe una sociedad común para disolverla. En todo caso sólo habrá que decidir cómo se distribuirán entre ambos los bienes obtenidos en conjunto tomando en cuenta la contribución que hizo cada uno para obtenerlo.

✔Ventajas del régimen de separación de bienes

El régimen de separación de bienes es cada vez más frecuente gracias a sus numerosas ventajas:

  • Aporta seguridad, al evitar que el patrimonio de un cónyuge se vea afectado por las deudas del otro.
  • La separación de bienes puede resultar más práctico que otros regímenes económicos, al brindar a cada uno de los cónyuges la libertad de disponer de sus bienes sin necesidad de contar con el consentimiento de su pareja.
  • La división patrimonial solo afectará a los bienes obtenidos por ambos. Es el régimen cuya liquidación en caso de divorcio resulta más sencilla.
  • Puede funcionar efectivamente para las personas que desarrollen actividades económicas o profesionales de riesgo. También es útil para las personas que posean una gran cantidad de bienes antes de casarse.

🔺Régimen de participación

El régimen de participación en las ganancias es aquel régimen económico matrimonial convencional que sólo puede nacer porque así lo acuerden los cónyuges en capitulaciones matrimoniales, en este régimen cada uno de estos tiene derecho a recibir parte de las ganancias financieras percibidas durante el tiempo en que dicho régimen haya sido el que estaba en vigencia.

Al momento de establecer este régimen, la pareja puede pactar una participación distinta a la mitad, pero deberá regir por igual y en la misma proporción para los dos y respecto a ambos patrimonios. Es decir, los dos deben tener iguales beneficios.

La principal característica de este régimen es su versatilidad, ya que mientras que se mantiene en vigencia, funciona en el matrimonio como un régimen de separación de bienes, no obstante, cuando éste régimen se disuelve por cualquier causa, cada uno de los cónyuges obtiene parte de los ingresos obtenidos por su pareja durante la vigencia del mismo, valiéndose de las pautas que estipula la sociedad de gananciales.

¿Cuándo se extingue el régimen de participación?

Al producirse un divorcio..

Cuando el matrimonio sea declarado nulo.

Al producirse una separación legal de la pareja.

Cuando los cónyuges acuerden otro régimen económico.

¿Cómo elegir un régimen económico matrimonial?

Para elegir el régimen económico matrimonial, la pareja tiene dos opciones: puede elegirse antes de casarse o modificarse durante el matrimonio. En ambos casos se acuerda y fija mediante capitulaciones matrimoniales, que se realizan en la notaria en escritura pública.

Es recomendable que antes de elegir el régimen económico matrimonial o cambiarlo por otro, se consulte con un abogado ya que como hemos visto el régimen económico matrimonial tiene importantes consecuencias. No solo marca la manera de utilizar y administrar el patrimonio propio y común, sino que también ante una separación o divorcio determina cómo se liquidarán y repartirán los bienes del matrimonio.

Un punto importante es que se aplicará automáticamente el régimen de separación de bienes en los casos donde se extinga el régimen de sociedad de gananciales, el de participación o se produzca una separación. Asimismo, si hay una reconciliación este hecho no restituirá automáticamente el régimen económico que había antes.

📌¿Se puede pactar el régimen económico matrimonial que más convenga a la pareja?

Sí, de hecho el régimen económico matrimonial será el que escojan y otorguen en capitulaciones matrimoniales la pareja, las únicas limitaciones que pudieran tener para pactarlo son las que establece el Código Civil.

Es muy aconsejable estipular el régimen económico de tu matrimonio antes de efectuarse el mismo, mediante capitulaciones matrimoniales, el cual es un proceso muy sencillo pero de gran relevancia para las relaciones económicas de los cónyuges.

📌¿Qué sucede si no acuerdas un régimen económico matrimonial con tu cónyuge?

Si no acuerdas con tu pareja el régimen económico de tu matrimonio antes de celebrarse el mismo, o si ya estás casado y no otorgaste capitulaciones matrimoniales, entonces tu matrimonio estará bajo el régimen de sociedad de gananciales, pues éste es el que se aplica por defecto en la mayoría de las comunidades autónomas de España.