Separación matrimonial: Causas, formas y efectos

La separación matrimonial viene acompañada de todo un proceso, el cual según las necesidades y situación general de los cónyuges se lleva a cabo de diferentes formas. Lo cierto es que la separación matrimonial es comúnmente confundida con la disolución matrimonial, pero no son para nada lo mismo… ¿Qué es, en todo caso, la separación matrimonial? ¿Cuales son sus causas, formas y efectos? ¿En qué se diferencian la separación matrimonial del divorcio? Conoce las respuestas a estas preguntas a continuación.

📌¿Qué es la separación matrimonial?

Ocurre cuando un matrimonio toma la determinación de terminar su convivencia como pareja y como matrimonio, porque ya no desean continuar viviendo juntos. Sin embargo, el que la pareja se separe y vivan sus vidas apartados el uno del otro, no significa que se ha roto completamente el vínculo matrimonial, pues aún están casados. Por eso es necesario entender que la separación es una situación jurídica intermedia entre el matrimonio y el divorcio.

Para entender mejor,cualquier matrimonio puede decidir separarse o vivir separados en cualquier momento, para lo cual no es necesaria la autorización de un tribunal. Sin embargo, cuando la pareja anuncia dicha decisión al tribunal, es cuando solicitan una separación matrimonial formal. En pocas palabras, con la separación se disminuyen los vínculos, pero no se extinguen.

➡️¿En qué se diferencian la separación matrimonial y el divorcio?

Puede que sean conceptos bastante relacionados entre sí, además comparten el hecho de que la pareja desee romper sus vínculos. Sin embargo, la separación matrimonial al ser comparada con el divorcio podría definirse como una alternativa más restrictiva, ya que sus condiciones y efectos son menos radicales.

Algo que ambos procedimientos tienen en común es que tanto la sentencia de separación como la de divorcio cumplen las mismas medidas respecto al cuidado de los hijos: Guarda y custodia, régimen de visitas, comunicación y estancia, patria potestad, gastos de mantenimiento de éstos, el uso de la vivienda, entre otros.

Separación matrimonial

  • No se puede contraer matrimonio nuevamente
  • Si surge una reconciliación, durante o luego de emitida la sentencia de separación, solo es necesario hacerlo saber al Juez.
  • Es a menudo ordenada sin ningún retraso por parte del tribunal
  • Al dictarse sentencia, en consecuencia se procede a una separación de bienes

Divorcio

  • Es posible contraer matrimonio civil
  • De surgir una reconciliación después de emitida la sentencia de divorcio, será necesario contraer matrimonio nuevamente.
  • Solicitar divorcio sugiere retrasos y un periodo de tiempo relativamente largo
  • Produce la disolución del régimen económico matrimonial

Causas legales de separación matrimonial

Para concretar una separación matrimonial, por supuesto debe existir una causa o motivo que lo origine. Realmente este argumento quedó obsoleto en el año 2005 cuando el 8 de julio la Ley fue modificada, por lo que actualmente es posible llevar a cabo una separación matrimonial sin justificar motivos específicos.

Actualmente, bajo los parámetros de la reforma civil, las causas legales de separación matrimonial han sido eliminadas y se consagra el derecho de libertad para decidir del individuo. En vista de ello, sencillamente con que uno de los cónyuges no desee continuar conviviendo con su pareja es suficiente para que se consiga la separación matrimonial.

Lo único que se requiere para concretar una separación matrimonial es que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, a menos que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

📌Formas de separación matrimonial

Para llevar a cabo una separación matrimonial existen tres formas, y cada una de estas involucran consecuencias tanto legales como patrimoniales: Separación judicial, separación notarial y separación de hecho.

🔺Separación Judicial

La separación judicial es la opción principal cuando se tienen hijos menores de edad no emancipados o con capacidad modificada judicialmente dentro del matrimonio. La separación judicial de igual forma, puede realizarse a través de dos vías:

✔Separación judicial de mutuo acuerdo

Este es el procedimiento judicial con más beneficios por lo simple, breve y económico que resulta tramitarlo. Con este tipo de separación, la pareja puede emplear un mismo abogado y un mismo procurador para que los represente a ambos, lo que implica un ahorro de dinero. Además no se necesita alegar alguna causa para obtener la separación legal. Ciertamente, la separación legal por mutuo acuerdo es la más beneficiosa, brinda numerosas ventajas, entre ellas:

  • Proceso judicial rápido y eficaz
  • La separación puede ser solicitada por los dos, o por uno con el consentimiento del otro
  • Más económico

Para concretar una separación judicial por mutuo acuerdo es necesario elaborar un convenio regulador en el que se reflejen los acuerdos específicos que hay entre las partes referentes a diversos asuntos que van a reajustarse con la separación, como la guarda y custodia de los hijos, uso de la vivienda familiar, etc

✔Separación judicial contenciosa

En caso de no existir un acuerdo entre los cónyuges, corresponde al Juez dictaminar en la sentencia las pautas y términos que, luego de evaluar con criterio, estime que son las más apropiadas. Este es un procedimiento que puede tardar más en resolverse por la complejidad que presenta al existir contiendas y desacuerdos entre las partes, lo que a su vez implica más gastos. La separación contenciosa es más exigente, y trae consigo complicaciones como:

  • Los trámites y procedimientos judiciales son largos
  • Es obligatorio presentar demanda y respuesta a la demanda, las cuales deben ir acompañadas de los documentos requeridos
  • Es más costoso, pues cada cónyuge deberá emplear un abogado y un procurador para que lo represente.

Es importante resaltar que en cualquiera de los casos, se deberán adoptar las medidas adecuadas necesarias para primar el interés superior del menor. Además, es posible sustituir este procedimiento contencioso por una separación de mutuo acuerdo, si en el transcurso de los trámites las partes cambian de postura y deciden elaborar en conjunto el correspondiente convenio regulador.

🔺Separación Notarial

Esta opción se toma en cuenta cuando los hijos ya han alcanzado la mayoría de edad o son menores emancipados y existen acuerdos entre los cónyuges. La misma se tramita ante el Notario. Los requisitos para llevarla a cabo según el artículo 82 del Código Civil son:

  • Debe existir mutuo acuerdo entre los cónyuges
  • La voluntad de separación entre los cónyuges deberá ser inequívoca en la escritura
  • Deberán comparecer ante el notario, no es válida la representación
  • Se requiere de la presencia de un abogado
  • No deben haber hijos menores no emancipados, y de haber hijos mayores de edad deberán asistir al Notario y firmar junto con sus progenitores.

🔺Separación de hecho

La separación de hecho sucede cuando la pareja o uno de ellos decide terminar con la convivencia matrimonial sin formalizarlo legalmente por medio de un proceso judicial. Con una separación como esta no se disuelve el régimen económico matrimonial, razón por la cual no es muy recomendada ya que podría causar problemas futuros entre las partes.

➡️Efectos de la separación matrimonial

La separación matrimonial genera distintos efectos de los que debes estar informado:

  • La vida en común queda suspendida.
  • Desaparecen las obligaciones del matrimonio, salvo las que se hayan establecido para responsabilidades domésticas y con los hijos
  • Se aplican la medidas incluidas en la sentencia referentes a los hijos
  • No se podrán vincular bienes del otro cónyuge para responder de deudas domésticas
  • En caso de haber, se deberán cumplir las cuantías económicas (pensiones) impuestas por el Juez
  • La separación quedará inscrita en el Registro Civil

Para concluir, ten presente que la separación matrimonial es un estado intermedio entre el divorcio y el matrimonio, un estado recesivo en el que se toman algunas medidas legales, pero se espera el tiempo preciso para posibles reconciliaciones. Si estás en medio de una separación o estás pensando en optar por una, procura mantener una relación sana con tu cónyuge y proceder mediante acuerdos, esto agilizará el proceso y evitará complicaciones innecesarias.