Atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida

Al momento de concretar un divorcio, uno de los temas más controversiales entre las parejas es la atribución del uso de la vivienda familiar. En España, el Código Civil define en el artículo 96 las regulaciones sobre la vivienda familiar y su atribución en los procedimientos para separase o divorciarse, sin embargo, no realiza ningún señalamiento que especifique los términos sobre la atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida.

Por lo tanto surge la duda, ¿Cómo es asignado el uso de la vivienda familiar en este supuesto? El siguiente artículo abarcará todo lo relacionado con la atribución del uso de vivienda familiar en una custodia compartida, ¿Qué se toma en cuenta para atribuirla? ¿A quién se le atribuye? ¿Qué modalidades se ejercen al momento de asignar su uso? Responde a dichas interrogantes a continuación.

📌¿Qué se considera »vivienda familiar» en un divorcio o separación?

Se considera vivienda familiar al último espacio físico donde estuvieron viviendo los cónyuges o la pareja con sus hijos (de haberlos) antes de la separación y con voluntad de permanencia. Al momento de asignar el uso de la vivienda familiar, se aíslan de la determinación factores como a quién le pertenezca la casa y el régimen de la misma, bien sea una propiedad o alquiler.

De igual forma, la vivienda familiar y su atribución sólo incluye a los miembros del matrimonio y solo les afecta directamente a ellos. En caso de que la vivienda sea de una tercera persona ajena al matrimonio, el propietario mantiene sus derechos sobre esta e incluso puede desalojar a los inquilinos implicados en el proceso de atribución.

Atribución del uso de la vivienda familiar de acuerdo al tipo de custodia de los hijos

El uso de la vivienda familiar se fija, en caso de no existir acuerdo entre los cónyuges, tomando en cuenta el tipo de custodia de los hijos, pudiendo ser exclusiva, partida o compartida.

➡️Custodia exclusiva

Cuando la custodia de los hijos es atribuida a un solo progenitor, generalmente el uso de la vivienda familiar también es atribuida al progenitor custodio y sus hijos aunque el otro progenitor sea el único propietario de esta, según lo indica el artículo 96 del Código Civil.

➡️Custodia Partida

Recordemos que este tipo de custodia es el más raro en España, pero si llegara a determinarse de esta forma, cuando algunos de los hijos queden en la compañía de un progenitor y los restantes en la del otro, el Juez resolverá la situación con cautela e imparcialidad, cuidando los intereses de los menores, así lo establece el Código Civil.

➡️Custodia Compartida

Tal y como lo hemos mencionado anteriormente, el Código Civil no determina la atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida, es decir, no hay norma alguna que maneje dicha atribución.

¿Cómo se atribuye el uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida?

A falta de una regulación clara y concisa sobre la atribución del uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida, el juez deberá estudiar y ponderar las circunstancias que rodean el caso en particular, basándose en un aspecto clave, y es que el Tribunal Supremo ha señalado que el uso de la vivienda familiar en estos casos no se atribuye indefinidamente a los hijos ni a ninguno de los cónyuges y en la determinación sobre esto se priorizará el interés superior del menor
De igual manera, para la atribución se tomará en cuenta lo establecido en el artículo 96.2 del Código Civil y se aplicará por analogía según las semejanzas que muestre el caso y el tipo de custodia.

En tal sentido, se puede decir que hay algunas semejanzas entre la custodia partida y la custodia compartida, ¿Por qué? Básicamente porque estas son ejercidas por los dos progenitores más no exclusivamente por uno de ellos, por ello se suele valorar lo señalado en el Código Civil sobre la custodia partida cuando se debe asignar el uso de la vivienda familiar en casos de custodia compartida, y eso es lo que quiere decir aplicar la ley por analogía según las semejanzas.

¿Cómo podemos diferenciar una custodia de la otra? La principal diferencia radica en la manera en que debe ejercerse y el tiempo de cada una:

✔Custodia partida: Es constante, la guarda y custodia es efectuada por ambos progenitores, donde los hijos son repartidos entre los progenitores, así el padre se ocupa de uno o varios hijos y la madre de los otros.

✔Custodia compartida: Es alterna, la guarda y custodia de todos los hijos es ejercida por ambos padres en periodos fijados.

Otro factor que se valora al momento de atribuir el uso de la vivienda familiar es a quién le pertenece la misma, si la vivienda fue adquirida en conjunto o si es propiedad de un solo progenitor. Asimismo, cuando ambos progenitores tengan una situación financiera similar, el uso de la vivienda familiar puede no ser atribuida a ninguno de los cónyuges, tomando otras determinaciones, y la temporalidad a favor de uno será más corta.

🔺Criterios valorados por el Juez para atribuir el uso de la vivienda familiar

Los criterios que valora el juez para asignar el uso de la vivienda familiar principalmente se basan en el interés superior del menor y la justicia para los progenitores, considerando cuál de ellos es propietario de la vivienda y cuál es el más necesitado:

📌La parte más necesitada de protección

El interés superior del menor es la base fundamental de las decisiones sobre la atribución del uso de vivienda familiar y cualquier determinación judicial que involucre a un menor, pero, en este caso también se valora cuál de los cónyuges esta en peor situación financiera, para ello se analiza lo siguiente:

  • Los ingresos financieros de ambos padres.
  • Contemplar la posibilidad económica de alguno de los progenitores para costear otra vivienda.
  • Estudiar si es posible adquirir dos viviendas adecuadas con el dinero que se obtendría al vender la vivienda familiar.

“En los casos de custodia compartida, el uso de la vivienda familiar se atribuirá al progenitor
que por razones objetivas tenga más dificultad de acceso a una vivienda y, en
su defecto, se decidirá por el Juez el destino de la vivienda en función del
mejor interés para las relaciones familiares»

Art. 81.1 CDF de Aragón

📌Propietario de la vivienda familiar

Se toma en cuenta si la vivienda fue adquirida por ambos padres, si solo pertenece a uno de ellos o a un tercero. En todo caso, al concluir el lapso asignado, la vivienda familiar queda liberada y se restituye el régimen de propiedad que tenía anteriormente.

Basándonos en estos criterios, surgen cuatro modalidades para atribuir el uso de la vivienda familiar en caso de custodia compartida.

➡️Modalidades al momento de atribuir el uso de la vivienda familiar

✔Atribución del uso de la vivienda familiar a ambos cónyuges e hijos por periodos alternos

Esta modalidad implica que los hijos se mantendrán constantemente en la vivienda familiar, favoreciendo su estabilidad e interacción social. Por el contrario, ambos progenitores habitarán la vivienda de forma alternada, según los periodos que se hayan pautado en el régimen de visitas y estancias. Esto significa que ambos padres deben tener su propia vivienda, para habitarla en los momentos en que no les corresponda convivir con sus hijos.

✔Asignación exclusiva de la vivienda familiar a un único progenitor de forma temporal

El uso de la vivienda familiar puede ser asignado a uno de los padres cuando se compruebe que este no puede pagar otra vivienda apropiada para estar con sus hijos. De igual manera, es preciso que los hijos disfruten de una vivienda acorde cuando les corresponda convivir con el otro progenitor a quien no le ha sido permitido el uso de la vivienda familiar, por lo que este debe asegurarse de que el domicilio que ocupe cumpla con estas condiciones.

Será necesario, por lo tanto, que alguno de los progenitores busque otro domicilio para vivir que complete los requisitos para compartir con sus hijos de forma segura, cómoda y apropiada.

✔Asignación temporal de la vivienda familiar con carácter privativo al progenitor no titular

La vivienda familiar también puede ser atribuida al progenitor que no figura como dueño, cuando este debido a su estado financiero resulte ser el que más la necesita. Esta determinación pretende proteger principalmente al menor, facilitando que ambos padres puedan ejercer la custodia, al evitar que el más desprotegido tenga que vivir en condiciones que no permitan la convivencia adecuada con sus hijos.

✔Atribución exclusiva temporal de la vivienda familiar con carácter privativo al progenitor titular

Con esta determinación se busca proteger y respetar por encima de todo el derecho que posee el progenitor titular sobre la vivienda, siendo este quien se quede habitando el inmueble. Esta situación es aplicable solo cuando el progenitor no titular tenga la capacidad financiera de pagar otro domicilio adecuado para efectuar los periodos de convivencia correspondientes con sus hijos.

En las situaciones en las que la vivienda familiar pertenece a un tercero, sea este un familiar o amigo de alguno de los progenitores, habitualmente no se atribuye el uso del domicilio a ninguno de los padres. En consecuencia, los dos progenitores se verán en la necesidad de conseguir un nuevo hogar para estar con sus hijos y cumplir con los periodos de custodia fijados.